foto_1420070726123904.jpg
Fotografía de Senado.cl

Les voy a contar una historia sin final feliz. Pensándolo bien, que creo no tendrá un final feliz, porque en este tipo de historias son los malos los que siempre ganan, y en este tipo de historias el jovencito termina tomando vino en caja en una cuneta o algo por peor. No llega en un corcel blanco a defender una doncella.

Lejos de caracterizaciones, en lo que es ya el segundo trámite legislativo, el Senado se encuentra discutiendo (yo sé que es un decir estando a 29 de Enero) la famosa reforma a nuestra añeja y apolillada ley de propiedad intelectual de la que hemos hablado profusamente en este, su blog favorito.

Ya la comisión de Educación del Senado, donde se ha centrado la discusión, se promovieron audiencias donde fueron invitados representantes de las industrias del entretenimiento, de los sellos discográficos, del software, de “los autores” como la SCD, pero también a quienes representan intereses públicos, como agrupaciones de bibliotecarios, la asociación de editores de Chile y ONG Derechos Digitales, entre otros. Sí, yo estuve ahí, pero esta historia no se trata de eso.

La semana pasada se discutió “en general” (esto es, sin entrar a discutir el fondo del asunto) en la sala del Senado el proyecto que ya pasó por las manos de la Cámara de Diputados y de la Comisión de Educación del Senado. Y la “discusión” muy entre comillas, porque fue una discusión de tipo general, fue como esos partidos de fútbol de viejas glorias, de Colo-Colo 73 suponga, donde uno lo ve completo sólo para ver algún destello del talento marchito de Carlos Caszely.

De acá en adelante, saque papel y lápiz. O aplique Zotero, si es que usted es un chico/chica 2.0 que se precie de tal.

En la discusión en sala, varios senadores pidieron la palabra, para dar sus two cents respecto de lo que se estaba discutiendo. Cada uno desde sus ranchos, los que participaron en la discusión general fueron los siguientes senadores, por orden de aparición: Andrés Chadwick (UDI), Nelson ??vila (Indep.), Juan Pablo Letelier (PS), Ricardo Núñez (PS), la aparición fantasmal de Jorge Arancibia (UDI) y Alejandro Navarro (Indep.). Como a pesar de tener la información, no tengo alma de periodista escueto, a continuación los dejo con una fina selección de los mejores pasajes de la corta discusión, todas dignas de ser guardadas por los siglos de los siglos. Hasta cuando tengamos malas noticias, como ya les adelanté:

int_2007-08-27_173519.jpg
Fotografía UDI.cl
Senador Chadwick:
Momento Kodak:

“Más bien deberíamos posibilitar el acceso a bienes culturales como sociedad toda, como Estado, como responsabilidad compartida y no como carga particular a quienes son los creadores de dichos bienes culturales.”

Momento WTF:

“si se orienta a fines de investigación y desarrollo [la excepción de ingeniería reversa], se estará permitiendo que sean copiados y usados por alguien que no los creó que no es dueño y que, obviamente, va a obtener beneficios con algo que no le pertenece

Nota de la redacción: La relación entre propiedad y derechos de autor es bien problemática, como ya he hecho alusión en este mismo blog. La concepción de “dominio” sobre una obra intelectual es precisamente a exageraciones y absurdos normativos como los que tenemos hoy.

Visita también:   Primer adelanto del nuevo disco de TV On The Radio

* * *

nelsonavila.jpg
Foto Elmercurio

Senador ??vila:
Momento Kodak:

“Quizás, por la premura con que muchas veces se discuten ciertas propuestas, se escapó el conocer con exactitud en qué proporción se reparte la torta de los derechos de autor

Momento WTF:
No registró.
Nota de la redacción: A punto de enviarle al senador Avila el famoso mapa de la distribución de los royalties por derecho de autor.

* * *

articles-3357_foto_portada.jpg
Fotografía SuperSalud

Senador Letelier:
Momento Kodak:

“¿qué pasará con los hijos y nietos de los Senadores presentes, muchachos que cotidianamente prenden sus computadores, pinchan programas -como Ares, u otros-, bajan música en forma masiva, la ingresan a sus aparatos MP3, y andan en las calles todos los días escuchándola, sin pagar derechos de autor? ¿Los transformaremos en delincuentes? Porque, conforme a una interpretación que surge de la iniciativa, todo indica que será así. Y yo me opongo a eso, por cuanto si aquí queremos resguardar el concepto de derecho de autor, esta protección se halla de alguna forma encerrada en una lógica algo peculiar.”

Yo no votaré, señor Presidente, por transformar a nuestros hijos en delincuentes porque bajan música. Al momento de pronunciarme en particular, no respaldaré un texto que no se hace cargo de la necesidad de que existan mayores límites en lo que será la aplicación de cierto tipo de sanciones previstas por la ley en proyecto.
(…)
En mi concepto, si no nos cuidamos, con la ley en proyecto vamos a transformar a nuestros hijos y nietos en delincuentes, porque hay en ella excepciones que son bastantes restrictivas con respecto a lo que deberíamos garantizar en una normativa de esta índole.

Momento WTF:

Y probablemente debamos establecer medidas tendientes a estimular más el proceso que conlleva patentar las producciones intelectuales en Chile.

Nota de la redacción: Un héroe, Letelier. Sólo en la parte final quizás se enredó con la patentabilidad de producciones intelectuales. El sistema de patentes funciona en algunas circunstancias, pero no tiene que ver con derecho de autor. El resto, tres coloradas.

* * *

general-arancibia2.jpg

Senador Arancibia:
Momento Kodak:

“Así es.” (Señalado de característico modo castrense en micrófono mientras el Senador Letelier sostenía que la gente piratea libros porque los libros son caros)

Momento WTF:
No registra. Los ha gastado todos en sus delirantes declaraciones corrientes.

* * *

nunez.jpg

Senador Núñez:
Momento Kodak:

Tenemos que encontrar en este proyecto de ley, vía indicaciones -porque nos inquieta el punto-, un camino para regular adecuadamente la bajada de música desde Internet, que es posible, más que por la iniciativa de nuestros hijos o nietos, básicamente por el increíble desarrollo científico y tecnológico, que cada vez nos permite mayor acceso a los bienes culturales.
(…)
En consecuencia -y solo para recoger una intervención anterior-, también tuvimos en la Comisión de Educación preocupación en el sentido de que difícilmente aceptaríamos un texto que permitiera calificar de delincuentes a nuestros hijos y nietos por bajar música de Internet.
En la actualidad, dicha acción no es ilícita
[Nota: sí, lo es]. Si lo fuera, yo también sería delincuente, porque bajo música clásica mediante programas perfectamente habilitados para ese efecto.

Momento WTF:

En la Comisión de Educación se nos informó, por ejemplo, que muy pronto -con seguridad, el próximo año- vamos a contar en Internet con libros que se ubicarán en un espacio menor que el que ocupan los computadores que tenemos en esta Sala sobre nuestros escritorios.

Nota de la redacción: Bien, pero Are you from the past?

Visita también:   Super 45 celebra sus 10 años con nuevo sitio web

* * *

navarro.jpg
Foto LUN

Senador Navarro:
Momento Kodak:

Por otra parte, en cuanto a Internet, debo recordar que desde el 2003 hasta hoy existen más de 160 millones de obras en todo el mundo -en Chile, sobre 280 mil- que han sido licenciadas por sus autores con la cláusula de “algunos derechos reservados”. Ello significa que se protegen determinados derechos de autor y, al mismo tiempo, se regulan o liberan otros.
Hay un movimiento global de autores que se hallan a favor de un sistema de propiedad intelectual que equilibre los intereses en juego y que debemos evaluar.
(…)
Los autores han logrado manifestaciones artísticas mediante el uso de nuevas tecnologías. Por ejemplo, los jóvenes -aquí ya se ha señalado-, utilizando herramientas con altos componentes tecnológicos, crean y recrean música diferente a partir de otra ya establecida. Pero a quienes hacen hip hop o música electrónica, en lugar de premiarlos por su creatividad, nuestra ley los castiga severamente y los trata como delincuentes.
Una ley desequilibrada, pues, termina castigando nuevas formas de creatividad.

Momento WTF:
Todo, porque el 80% de lo que dijo lo he escuchado en alguna otra parte. 🙂

* * *

Hasta acá, esto podría ser un bombazo: los Senadores que intervinieron sostuvieron que era una exageración que una ley de derecho de autor terminara apuntando a sus hijos como delincuentes. A todos nosotros, en otras palabras, como delincuentes. Eso es un gran WOW.

Pero el final de esta historia es incierto y probablemente triste. Aún quedan trámites parlamentarios en curso, y queda todo el lobby de quienes han estado presionando a Diputados y Senadores respecto de la conveniencia de tener una ley cada vez más restrictiva y amplia respecto de los derechos de los titulares de derechos de autor: industria discográfica, grandes industrias del entretenimiento, sociedad de gestión, industria del software, entre otros.

Esta reforma debiera estar publicada a mediados de año a más tardar, de acuerdo a los compromisos que tiene Chile con Estados Unidos vía TLC, por lo que durante Marzo esta discusión va a volver a ponerse en movimiento. Y va a ser ahí donde vamos a tener que tener los ojos bien abiertos para ver cómo votaron finalmente nuestros representantes en el Congreso, si logran redactar una ley que deje de lado los absurdos normativos existentes, incluyendo la criminalización de usos justos por parte de todos nosotros, o si bien terminan siendo cooptados por los grandes conglomerados del entretenimiento, quienes a nombre de los autores y a costa nuestra pretenden salvar un negocio que se está cayendo a pedazos hace mucho rato.

Artículo publicado en Quemarlasnaves.net