foto by marilore: http://www.flickr.com/photos/marilore/123539360/

Hay discos que uno espera todo un año. Por ejemplo, algunos mirábamos todas las semanas Amazon a ver si aparecía por fin At war with the mystics, esa joya que esperábamos de nuestros queridos The Flaming Lips. Con otros discos nos pasa que esperamos con esa cara apretada del que se lanza por primera vez en la temporada a la piscina, esperando ser sorprendidos por distorsiones, guitarras rabiosas o riffs supersónicos. Pero no, Mani Mounfield tenía otros planes y Primal Scream nos sacó con bomba el agua de la piscina.

La cosa es que en el equipo de Super45 decidimos no hacer un listado de los discos que más nos desilusionaron (para que después no digan que andamos copiando ideas -como si hubiera alguna completamente original-). Pero algunos estimamos que hay algunos discos que merecen mención especial por jugar con nuestras expectativas, con esos sentimientos que le tenemos guardados sólo a esas bandas que alguna vez nos ilusionaron con un disco inolvidable o por último con un hit perdido en el olvido.

Los invito a escupir sobre estos discos malditos del año.

Yo disparo los mios:

– Primal Scream, Riot City Blues
– The Flaming Lips, At war with the mystics
– Outkast, Idlewild
– Peaches, Impeach my Bush
glup, Morrissey, Ringleader Of The Tormentors

Visita también:   Grizzly Bear ¿el original o el alternativo?