Foto: Rodrigo Montero 

Narval Orquesta es un ensamble santiaguino de nueve músicos, quienes publicaron su primer registro Aventuras de Otoños Tardíos, Pequeñas Iluminaciones y Laaa Lalala (Narval, 2017) en el que la integración de distintos elementos de música de cámara, free jazz y variados objetos emisores de sonido, crean composiciones cuya particularidad es que pueden cambiar radicalmente entre una pista y otra.

Este viernes 15 de Marzo lanzan Incentro, un EP compuesto por una única canción de larga duración que congrega una variedad de instrumentos que improvisan a partir de una estructura predefinida. Conversamos con Andrés Quezada, uno de los principales gestores de Narval, como orquesta y sello discográfico.

 

¿A partir de qué necesidad se gesta Narval? Tanto como orquesta y sello 

De la necesidad de un espacio donde publicar la música que me interesa hacer personalmente. Durante años pensaba en los proyectos que quería realizar y no llevaba a cabo, por lo que me pareció urgente el hecho de tener una plataforma donde mostrar mi música y de agrupaciones con las que trabajo. Narval Orquesta es como la banda representativa del sello, pero también hay música hecha por algunos de los miembros del ensamble, tenemos planeado lanzar el disco de un dúo de saxofones, de un trío de cuerdas, la idea es aglutinar esas músicas dentro de un mundo sonoro que sería Narval. Y fuera de este círculo, vamos a lanzar un disco de Ensamble Escondido, que responde a una búsqueda similar a la de nosotros, bandas con otras disciplinas de la música que el rock/pop.

Foto: Pablo Selman 

También parte de la inquietud de armar un ensamble de varios músicos, dejar de lado el formato rock de 4 integrantes y enfocarse en otras músicas, generando un sincretismo entre varios elementos: música clásica, free jazz, música electroacústica, juguetes, sonidos no-musicales, trios de cuerdas, saxos y una sección rítmica. Si bien de todas formas hay una base batería-bajo más propia del rock, el resto de los elementos aparecen dispares a la cotidianidad. En el tiempo que hice el primer disco estaba solo yo, pero ahora que está la orquesta formada, está la idea de reversionar el primer disco con los músicos que ahora componen la banda, Narval es como una familia de músicos que nos conocemos y compartimos lo que nos gusta. Un tiempo estuve obsesionado con The Olivia Tremor Control, quienes pertenecen al colectivo Elephant 6 (The Apples in Stereo, Neutral Milk Hotel) quienes desde la curiosidad de mezclar distintas músicas forman varias bandas y lanzamientos entre los mismos miembros. También hay algunas referencias a lo que hace Brian Eno en su sello Obscure.

Portada de Incentro por Pamela Palma

Incentro presenta un formato y sonoridad distinta a la plasmada en el primer lanzamiento. ¿De qué inquietud parte y cómo se lleva a cabo?

Incentro, nace como intentos de orquesta de free jazz similares a las que se hayan en proyectos como los de Alan Silva Instant Composers Pool, que hacen una mega improvisación libre a gran escala y también por el interés en las estructuras formales de la música. Entonces a partir de una estructura muy simple, “todos hacen el Mi más grave que tengan“, luego un puente, luego “el Si bemol más alto” se predetermina una forma, pero lo que se toca nunca va a salir igual en cada toma. Grabamos varias tomas de 20 minutos, luego las juntamos para ver qué ocurría. Las posibilidades de la grabación multipista digital son infinitas, esto antes se hacía en vivo, lo que tiene un valor increíble, pero en Incentro nos dimos la libertad de editar, duplicar y seleccionar entre varias tomas, lo que permitía que con unos pocos amigos se creara un ensamble que pareciera de muchas personas.

¿Cómo concilian el estudio con las presentaciones en vivo?   

Narval Orquesta es un proyecto  difícil de catalogar a partir de los múltiples temas que se arman desde ahí. Hemos tocado tanto en el Thelonious como en la feria Cohete Lunar y sentimos que ambos lugares nos acogen, dando una flexibilidad de poder tocar junto a otras bandas. La última presentación la tuvimos junto a Lavina Yelb y nos sentimos muy a gusto, ya que ellos también tienen una búsqueda y experimentación que nos identifica.

Hasta ahora, los shows en vivo se basan en transcripciones del primer disco, pero adaptadas a un ensamble más grande. Incentro lo queremos tocar en vivo invitando a más gente para generar el efecto deseado y también estamos tocando hartos temas que no están grabados aún. El formato de ensamble condiciona el sonido y una manera de trabajar, cambiando la forma en que se compone e interpreta. Si bien muchas de las mociones parten desde mi intención y filtro, al formar el ensamble se complementan con los aportes de la agrupación.

Para terminar, ¿qué otros proyectos musicales has estado escuchando?

He estado muy pegado con Horatio Radulescu, un compositor rumano de la corriente espectralista, y también con Gerard Grisey. En ensambles he estado escuchando a Globe Unity Orchestra, dirigida por Peter Brotzmann, quien visitó Chile el año pasado. Por otro lado, hay un pianista llamado Herbie Nichols que tiene un estilo bien angular tipo Thelonius Monk, quien lamentablemente murió joven y quedó algo olvidado. En proyectos chilenos, recomiendo mucho a Lavina Yelb, quienes tienen una búsqueda muy única en el panorama local.

Incentro, el nuevo EP de Narval Orquesta ya está disponible a través de Spotify, Bandcamp, Youtube y otras plataformas de streaming.