Si el estrellato lo tuvo con Interpol, a Paul Banks le faltaba lanzarse solo. Y eso es lo que ha estado haciendo públicamente en paralelo desde hace pocos años. De sus distintos proyectos y su aventura con el rap hablamos en esta entrevista. 

“¿Sabes que yo hablo español?” pregunta Paul Banks en una rápida entrevista en la que se pasa del inglés al castellano con total naturalidad. El vocalista de Interpol que vivió en su infancia en España y México y viene por tercera vez a Chile. Esta vez, a mostrar el segundo disco de su proyecto solista que empezó en los años 90s bajo el nombre de Julian Templi, incluso antes de aceptar integrar la banda neoyorquina.

En Banks, editado en octubre del 2012, comenzó a usar su nombre de pila y adquirir un estatus separado de su famoso grupo. Pero no significa el fin de Interpol. Por el contrario, Sam Fogarino y el mismo Banks ya están trabajando y desarrollando ideas.

¿Qué tan diferente es hacer música tú mismo y con Interpol?

Con los dos es muy entretenido. Cuando estoy con Interpol es un trabajo de colaboración: Daniel presenta los temas, la música y nosotros lo terminamos. Es muy inspirador para mí contribuir con los otros tipos de Interpol. Es una experiencia maravillosa, como también  lo es trabajar por mi cuenta. Cuando estoy en lo mío hago todas las partes de guitarra, y todos los instrumentos; entonces es una expresión total de mí mismo y de arte. Es muy intenso.

¿Por qué te demoraste tanto en editar tu primer disco solista? (Julian Plenti is skyscraper, 2009)

Creo que por falta de confianza, porque yo tenía los esqueletos de canciones. No son del estilo de que puedas agarrar una guitarra y con los amigos en el bonfire, (sic). Para mí hay más piezas que son necesarias para armar una canción mía. Antes no podía realizar mis ideas y sin tener una orquesta o un grupo a mi disposición o un montón de músicos a los cuales yo pueda dirigir. En el 2006 compré este programa, el Logic para el laptop, por el cual yo podía poner los arreglos de guitarra, y desarrollar una canción hasta que estuviera completa. Traje de vuelta todas las canciones que había escrito en el college, para revivirlas. Es un documento de mis canciones más antiguas. Pero solamente las lancé cuando estaba seguro de cómo las estaba tocando.

¿Interpol te apoya en esta carrera solista? ¿Qué te dicen de tu disco?

Yo era antes un músico solista antes de juntarme con Interpol. Cuando me conocieron a mí el ’98 yo tenía una guitarra y tocaba esas canciones que puse en mi primer disco. Habían estado conmigo por una década básicamente. Para mí fue como: “Ok, hay que sacar esas canciones”: Para ellos era como un cuento viejo.

Paul-Banks-Everybody-On-My-Dick-Like-They-Supposed-To-Be-608x454

Vi que sacaste un mixtape de canciones de rap, (Everybody on my dick like they supposed to be, 2013) ¿cómo lo pasaste haciendo ese disco?

Tenía el Logic con el que saqué mi primer disco, ¿no? Cuando estuve aprendiendo ese programa, empecé haciendo beats. Hace como ocho meses oí el trabajo que había hecho el 2008 y no podía volver hacer nada, porque sólo tenía los mp3s. Luego mi manager me dijo “¿por qué no le preguntas a alguien si quiere hacer un rap sobre esa música?” y yo dije “bueno, me imagino que a nadie le va a gustar”, porque lo hice por diversión, ¿no? Pero al final cuatro MCs, cuatro ídolos míos, (El-P, High Prizm, Talib Kweli y Mike G) increíbles rappers dijeron que sí. Entonces se hizo un mixtape de hip hop. Me gustó sacarlas porque es música muy honesta mía, y hay que guardarlo para siempre y compartirlo.