Como ya es tradición, año a año el equipo de Super 45 se ha dado unos días de claustro reflexivo para examinar lo que ha sido el año en materia de música. De ese sesudo ejercicio auditivo normalmente surge, como el agua del manantial, un listado subjetivo de lo que creemos es lo mejor que escuchamos este año. Cada miembro del staff confecciona un listado con sus 15 discos favoritos, que luego de extrañas fórmulas matemáticas, dan como resultado un elenco de 45 discos que debes escuchar sí o sí.

Lo mejor del 2015 según Super 45
Parte I   /   Parte II   /   Parte III

Acá te dejamos una primera entrega con los últimos 15 álbumes no chilenos de la lista. De aquí al viernes te enterarás de los 30 restantes y luego, abriremos un concurso para que los lectores de Super 45 elijan de un universo de más de cien discos, sus favoritos. Tendremos buenísimos premios de Converse Chile, Sonik, Mercury y la disquería Sonar. Empecemos, entonces:

45

Screaming Females – Rose mountain

En algunos años más se publicarán libros sobre sus tours interminables, sobre Marissa Paternoster – la única heroína de la guitarra que ha brindado la música estadounidense en varias décadas – y sobre sus continua evolución, reflejada en discos llenos de himnos anónimos. Rose mountain es el último de ellos y es mejor disfrutar de el antes de que sea un mito (Tomás Dintrans).

Escúchalo aquí


44

New Order – Music complete

El nuevo orden de New Order no contempla a Hooky entre sus planes. ¿Y para qué? Si discos como Brotherhood y Power, corruption and lies están ahí para quien quiera escucharlos. Acompañados por Iggy Pop, Tom Rowlands, Brandon Flowers y LaRoux, los de Manchester parecen seguir al pie de la letra las instrucciones de su alguna vez líder Ian Curtis, cuando decía “a bailar, a bailar con la radio”. No hay nada de que arrepentirse (Nuno Veloso).

Escúchalo aquí


43

Ducktails – St. Catherine

A dos años de su aún disfrutable The flower lane, Matt Mondanile regresa con nuevas y frescas canciones que lo identifican como un compositor incansable. St. Catherine debe su nombre a una iglesia y contó con Rob Schnapf (Elliot Smith) en labores de producción. Además, suma a Julia Holter en temas como “Church”, una buena muestra de las apacibles piezas del disco, donde nada parece al azar. (Freddy Olguín)


42

Turnstile – Nonstop Feeling

No hay dudas que en las últimas décadas los géneros más duros han estado empantanados. Dentro de ellos, el punk rock y el hardcore han dado solo muestras muy exclusivas de vida inteligente en sus terrenos. Con su primer disco largo, Turnstile pone sobre la mesa cartas que casi extintas del rubro: groove, color, frescura y desprejuicio. Un disco con peso, pero con la inteligencia y empatía necesaria para que lo baile toda la familia (Tomás Dintrans).

Escúchalo aquí


41

Jlin – Dark energy

Tras las muerte de DJ Rashad, sólo DJ Spinn – su discípulo más aventajado – parecía dar vida al footwork, ese género mutante de la música bailable nacido en las calles de Chicago. Por suerte, y de la mano de Jlin, este género vuelve a tener una nueva vida, dejando caer una bomba atómica más allá de la pista de baile. Ya sea por el imaginativo uso de los samples (de Mortal Kombat a Joan Crawford), el vértigo que imprime a sus temas (que llegan sin asco a los 190 bpm) o la compleja paleta sonora que utiliza en cada composición, Jlin es al footwork lo que Burial es al dubstep: el futuro del género (Gabriel Pinto).

Escúchalo aquí


40

Waxahatchee – Ivy Tripp

El nombre es casi imposible de pronunciar, pero la música es muy agradable e inspiradora de escuchar y eso es lo que en verdad importa. Entre las guitarras se entrecuelan dulces armonías vocales haciendo este un rock de verdadero disfrute y un alicente para el buen ánimo. Waxahatchee es de Alabama, pero su espíritu parece incrustado en la escena de Olympia, Washington, de finales de los 80s y comienzos de los 90s. Cada canción gusta más que la anterior y entonces la intención de tener un buen disco de principio a fin está resuelta (Macarena Lavín).

Escúchalo aquí


39

Ratatat – Magnifique

El duo Ratatat se lleva dos grandes méritos en este álbum. Han sido consistentes desde su punto más alto en el cual consolidaron su sonido en Classics (2006); supieron transformar la guitarra en su vocalista y sello distintivo el cual explotaron en LP3 y LP4 hasta llevarlo a lo que nos muestran hoy en Magnifique. El segundo mérito es haber sabido reconocer que están en ese punto de inflexión en el cual necesitan incorporar nuevos elementos (teclados y ritmos más emparentados con el funk que con el rock) y hacerlo de manera inteligente llegando a momentos derechamente bailables en “Cream on chrome” o en “Nightclub amnesia”. El proceso ha sido lento pero despierta interés en su próxima etapa (Ed Milla).

Escúchalo aquí


38

Príncipe Idiota – Doméstico EP

Comenzó como un juego para Pablo Acosta (también en Los Días). La composición de canciones con amigos de toda la vida, sonido limpio y cristalino que marca las cinco canciones que rozan ligeramente la psicodelia, evitando caer en efectismos baratos. Sin duda un claro ejemplo del dream pop de alta factura que se está haciendo en tierras trasandinas (Boris Orellana).

Escúchalo aquí


37

The Libertines – Anthems for doomed youth

Editar un disco nuevo luego de once años de ausencia parece un riesgo más en la carrera llena de excesos de los Libs. Sin embargo, es fácil creerle a Doherty cuando aconseja alejarse de las drogas en ‘Iceman’ ya que, aunque estén un poco despojados de la efervescencia de sus primeros dos discos, los pies en la tierra han hecho que la capacidad de conmover de este grupo explosivo madure como el vino. Para los dudosos: “Dead for love” y “You’re my Waterloo” (Nuno Veloso).

Escúchalo aquí


36

Deafheaven – New Bermuda

Cuando el metal comenzó a tomar forma durante los 70s era extraño, innovador, fuera de formato y molestaba mucho a los de la vieja escuela. Lamentablemente hoy, gran parte de los seguidores del género, son las personas más conservadoras que se puedan encontrar en cualquier área de la música popular. Los sonidos nuevos siempre tendrán que abrir camino a pulso, pero en ese trayecto, atraerán gente nueva y se inventarán palabras para describirlos. Blackgaze, Post metal, da igual. Deafheaven destacan porque son únicos en su especie y eso siempre va a ser el premio máximo al que un proyecto pueda aspirar (Tomás Dintrans).

Escúchalo aquí


35

Beach House – Depression cherry

Este nuevo trabajo de los de Baltimore no hace mas que consolidar el sonido dreamy de sus grandes trabajos como Teen beach y Bloom. Sonido relajado, ambiental, donde las canciones flotan entre My Bloody Valentine y Mazzy Star. Un disco que crece a cada nueva escucha y que los consolida en la escena indie americana (Boris Orellana).

Escúchalo aquí


34

Arthur Russell – Corn

Sí, otra nueva compilación de temas inéditos de Arthur Russell. A estas alturas, no queda muy claro si esto es robo o un continuo homenaje a una de las figuras más influyentes de la música contemporánea: de James Murphy a Trevor Jackson, todos los grandes productores de la última decada beben más de Russell de lo que quieren creer. Corn solo muestra lo vigente que se mantiene el imaginario musical de Russell en estos tiempos. A veces bebiendo del disco, otras del funk, otras de la música clásica… y así hasta el infinito, el legado de Russell no solo opera desde lo estrictamente musical, sino desde la sensibilidad de un músico desprejuiciado y adelantado a su tiempo (Gabriel Pinto).

Escúchalo aquí


33

The Internet – Ego death

Toma toda la sensualidad que un disco de soul puede entregarte y enchúfale el rebote hip-hop de un grupo de mileniales para llegar a lo que el colectivo The Internet sacó este año. Ego death es una producción ligera para la cabeza, mediana para los pies y fuerte para el corazón, con temáticas directamente seductoras y el perfume especial que le da el detalle de una mujer cantándole a otra mujer (Sebastián Rodillo).

Escúchalo aquí


32

Oddisee – The good fight

Como pocos en el competitivo panorama del hip-hop mundial, el MC/productor Oddisee ha sabido personificar el ideario del rap independiente con creatividad y estilo. The good fight es uno de sus trabajos más coherentes, donde el cruce de rap, soul y boombap esquiva los lugares comunes del género sin perder emoción o contingencia (Freddy Olguín).

Escúchalo aquí


31

Jaakko Eino Kalevi – Jaakko Eino Kalevi

La única razón para que el nuevo disco del músico finlandés no tenga una posición más destacada en esta lista es que simplemente sigue siendo casi un secreto por este lado del mundo. Un álbum perfecto que equilibra el pop, tal como lo entendía Brian Eno a principios de los 70s, con una electrónica de baile retrofuturista y que hacen de este disco homónimo una introducción ideal hacia el muy personal universo de este escandinavo que, desde hace casi una década, no teme mezclar estilos, épocas ni influencias (Cristian Araya Salamanca).

Escúchalo aquí


Lo mejor del 2015 según Super 45
Parte I   /   Parte II   /   Parte III