El 2013 ha sido un gran año para Prehistöricos. Además de oficiar como teloneros para The Cure, lograron concretar su sueño de viajar a México, gracias a la iniciativa #TheGoodRoadie de Converse.

Junto con presentar sus canciones en vivo, el quinteto logró establecer lazos con diversos medios y festivales mexicanos, lo que  augura un posible regreso hacia el hemisferio norte. Una positiva experiencia para Prehistöricos que, en palabras de sus integrantes, “superó todas las expectativas”.

La que sigue, es la bitácora de viaje del quinteto, con todos los detalles de su visita a México.

Por Tomás Preuss y Jessica Romo

Son las 8 de la mañana en el aeropuerto de Santiago y nuestras caras espantosas de sueño se esconden debajo de los anteojos. Pasaportes y audífonos listos, instrumentos embarcados, y ya nos subimos al avión. Nos espera un largo viaje. Mientras se ven las nubes y el mar por la ventanilla, corre de mano en mano un reproductor con las maquetas del disco nuevo. Las escuchamos una y otra vez pensando en lo que será nuestro próximo trabajo.

Después de una extraña escala en Panamá, donde llueve y hace mucho calor, tomamos el segundo avión: destino final, Ciudad de México.

Fue un agotador viaje, más de 10 horas, pero estamos por fin camino al hotel. Ahmed, nuestro padrino mágico mexicano, nos sube a su camioneta y nos dirigimos a realizar la primera diligencia importante: comer. Probamos los platos más deliciosos de la última era, y finalizamos la jornada con el flan más maravilloso de la historia.

Miércoles, primer día;
Bolívar el paraíso musical

Así es el clima aquí: sales con short y polera (o playera, en mexicano) por la mañana, al mediodía te empapas con la lluvia, por la tarde mueres de calor y te mojas de nuevo cerca de las 6 de la tarde. Un detalle del DF son sus puestos de tacos, que están por todas las calles. Son deliciosos, creo que todos volvimos con 6 kilos de más.

Nos fuimos de paseo por Bolívar, una calle que a un turista de cámara y gorro Giligan no le importaría en lo más mínimo. El atractivo de esta calle para estos 5 músicos y su productor, que también es músico, es que hay demasiadas tiendas de música, de discos, instrumentos, accesorios y chucherías, todo, pero todo relacionado con música. Un paraíso, donde puedes encontrar desde instrumentos de marcas que a Chile no llegan hasta instrumentos de segunda mano. Una maravilla. Está demás decir que ocupamos una tarde completa y gran parte de nuestros ahorros aquí.

Así comenzaba la locura Prehistörica.

Prehistoricos2

Jueves por la mañana;
La Mala Influencia

Es una mañana fresca en las calles del barrio La Roma. Cruzamos frente al hotel para hacer una entrevista en el bandejón central de Álvaro Obregón. Hay piletas, árboles y gente paseando sus perros de alto pedigrí por todas partes. Nos sentamos los cinco en una banca y Raúl, el entrevistador, se instala frente a nosotros con su Ipad. Terminada la entrevista nos acercamos a un puesto de flores e inmortalizamos el momento con los colores de fondo.

Jueves por la tarde;
La rubia buena onda

Entramos al estudio de Caradura TV y nos esperaba una energética chica rubia, Cheeta Lee, la conductora del programa Caradura News. Muy amable nos preguntó un par de cosas antes de comenzar con la grabación. La conversación estuvo muy entretenida, hubo tiempo hasta para hacer bromas. Entre corte y corte llegaba el productor corriendo con vasos de agua ya que el estudio era un horno. La entrevista consistía en presentarnos un poco y mostrar al aire videos de la banda, además de anunciar las actividades que se nos venían en esos días, como la firma de autógrafos y los dos conciertos en el bar Caradura.

Prehistoricos3

Viernes medio día;
Firmando autógrafos en Rebelshop

Llegamos caminando y una alegre fila de personas nos esperaba ansiosa. Rebelshop es una taquillera tienda de playeras de bandas y otras cosas, ubicada en La Condesa, uno de los barrios onderos del DF.

De a poco fueron entrando tímidos los fans, que traían su disco en mano o cualquier otra cosa para ser firmada. Hasta una radiografía de un hombro, firmamos. Hubo fotos, abrazos, y para el final un par de canciones en acústico, para agradecer la buena onda de los que se atrevieron a llegar a la tienda un viernes al mediodía.

Viernes por la tarde;
En la Radio Ibero

La universidad Ibero tiene dos características claras: está lejísimos del centro y es enorme. Llegamos en taxi después de un buen recorrido por parques y autopistas. La universidad, en medio de toda esa vegetación, es lindísima. Nos esperaba David Segundo, quien escribe un blog para la Radio Ibero, llamado Mercado Negro. Nos condujo a un pequeño estudio donde grabamos una entrevista con preguntas muy interesantes sobre nuestros gustos musicales y la escena chilena y latinoamericana. Terminada, nos dirigimos a un segundo estudio, más grande, para un programa radial en vivo.

En el estudio, completamente en vivo, está Daniel Mohad, conductor del programa, quien nos recibe con una gran sonrisa. Es la primera vez que estamos en un programa de radio al aire en el DF y nos ponemos medio tímidos, pero después de un rato de charla nos soltamos y terminamos tirando la talla como siempre.

Saltan nuestros temas al aire entre corte y corte, y hasta nos atrevimos a mostrar una maqueta de Globos Aerostáticos (una canción del disco nuevo).

Sábado por la mañana prueba de sonido y sesiones grabadas;
Tocar, tocar y tocar

En un estudio improvisado en un departamento, cerca del Bar Caradura, nos esperaba un equipo completo de grabación, con dos cámaras y buen sonido. Nos prepararon un par de sofás para cantarles íntimamente tres temas. Nos invitan a unas birras mientras preparamos, y les hacemos cariño regalandoles un tema inédito que ni siquiera saldrá en nuestro próximo disco. Los chicos son muy jóvenes y se nota que se toman su trabajo de manera muy profesional. En general, nos sorprende en el DF la cantidad de gente joven que tiene proyectos muy bien llevados.

Al regresar a Caradura nos espera el equipo de grabación para Converse. Grabamos otros tres temas, ahora en un parque. Entre árboles, escaleras y un tren miniatura cargado de niños grabamos en dos tomas cada tema, y nos vamos felices a comer.

Una señora nos regala unos buenos abrazos mexicanos por el camino.

Prehistoricos4

Sábado por la tarde;
Show para todas las edades

Luego de comer unos tornillos (un taquito a base de palta), estamos listos para regresar al Bar Caradura. Ya hay gente llegando y nos piden un par de fotos al entrar. Estamos nerviosos, no sabemos cómo será la recepción del público, y este es oficialmente nuestro primer encuentro con los fans mexicanos. Se abren las cortinas y apenas suena nuestro primer acorde de “No tenemos remedio”, oímos el grito eufórico de los chicos. Nos llenamos de felicidad. Y así entre gritos y suspiros y aplausos vamos regalándoles uno a uno nuestros temas. Los corean emocionados mientras alzan en el aire sus teléfonos. Terminado el concierto, hacen fila para sacarse fotos con nosotros, darnos un abrazo, una sonrisa y pedir una firmita en lo que sea que lleven encima. Estamos acalorados y felices, termina el primer concierto y nos volvemos al hotel para recuperar energía para el show de la noche.

Sábado por la noche;
Show para mayores de edad en Caradura

Luego de una sopita reponedora en el hotel, volvemos a Caradura. Ya es de noche y notamos todo el movimiento nocturno del barrio, mucha gente, mucha fiesta.

Entramos a Caradura y Mariel Mariel, la encargada de abrir la noche, está tocando una de sus últimas canciones.
Subimos al escenario, nos vemos las caras. Todos muy cansados, afinamos, nos damos un abrazo y a tocar. Se abren las cortinas y los gritos de la gente nos recuperan el ánimo enseguida. Ya estamos más relajados, sólo nos dedicamos a disfrutar y jugar con el público. Les preguntamos si conocen el termino chileno cebollero, que caracteriza nuestra música.

El show avanza, nos damos cuenta que ha salido muy bien, estamos muy contentos. Nos bajamos del escenario y enseguida el cariño: la gente se acerca, quieren conversar, sacarse fotos y abrazarnos. Estamos muertos, con ampollas en los dedos pero con el mejor cansancio de todos.

Como siempre queda energía para comer, nos dirigimos a un mítico lugar llamado Califa. Nos encontramos, sentado unas mesas más allá, a Rubén de Café Tacuva. Nuestro productor, que el día anterior asistió a su último concierto en el DF, nos comenta que Meme nos había estado escuchando y que estuvo apunto de ir a vernos. Entonces sonreímos mucho y nos damos cuenta que nuestra música ha recorrido por acá.

Prehistoricos5

Domingueros
Entrevista con Lifeboxset 

Nos juntamos con Daniel Patlán, quien escribe para la página Lifeboxset. Un agradable tipo que conocía muchísimo de la escena musical chilena. Fue una conversa tranquila, más parecida a una junta de amigos que quedan para tomar un café. Le comentamos nuestras impresiones sobre esta visita a México, nuestras ganas de volver en el futuro y nuestros próximos proyectos para este año, que incluyen lanzamiento de nuevo disco y un par de viajes más así como éste. Daniel asistió al show para menores y nos mostró una galería de fotos que hizo del concierto. Nos tomó otras cuantas más para esta entrevista en un patio muy lindo junto a un león de piedra, y nos despedimos como los buenos amigos del café.

Lunes;
Adiós DF

Lunes soleado, tal cual nos recibió. La banda se despide, en el avión vuelven a sonar las maquetas del disco nuevo. Será hasta la próxima cuando volvamos con las nuevas canciones y otro disco bajo el brazo.