El francés Vincent Moon es un artista de lo inmediato. Presente para la última muestra de In-Edit en Santiago, el cineasta parisino expuso varios de sus largometrajes y dio una charla sobre su trabajo en La Blogothéque. Moon ha trabajado con Arcade Fire, Animal Collective, The National y R.E.M, entre otros. En Chile, registró en Valparaíso a artistas nacionales como Camila Moreno y Goli.

“Can you hear me now?…Oh, that’s a Shellac song”, bromea Vincent Moon mientras prueba su micrófono en la antesala de la charla que dará en unos minutos en Lastarria 90 con motivo de su calidad de invitado a la última versión del Festival In-Edit en Santiago. Moon, cuyo verdadero nombre es Matthieu Saura (34 años), es un parisino que un día se mudó a Nueva York y descubrió su camino en la vida.

El día en que llegó a Estados Unidos a vivir por un tiempo con su novia, ésta lo dejó. Ello le indicó que debía seguir en lo suyo, que estaba en lo correcto. ¿Qué era aquello? Las grabaciones (“my little movies”, como le gusta llamarlas) que le empezaron a encargar para el sitio La Blogothèque. Con un olfato innegable y una verdadera adicción por la música, Matthieu-ahora-Vincent no sólo había visto cuanto concierto interesante se presentara en París. En NYC, siempre tuvo lo último entre sus manos.

Para La Blogothèque, Vincent Moon estrenó una serie –que sigue hasta hoy- llamada Concerts à emporter, o Take away shows. En ella, se dedicó a grabar bandas en la cresta de la ola de lo que estaba saliendo, en un contexto muy especial. Más allá de producir un clip, con escenografía, o edición de locaciones, o cualquier producción artificial, Moon hizo tomas inmediatas con sonido directo, de artistas tocando en la calle, en un parque, en una iglesia o hasta un ascensor.

VIDEO: Yo La Tengo – “A take away show” (Parte 1)

Por sus manos, han pasado desde Arcade Fire –los del elevador– hasta nombres confidenciales como el de Marla Hansen, o más conocidos como Animal Collective, The Dodos y The National. Lo último que prepara es el lanzamiento oficial previsto para marzo de Burning, un largo sobre tomas en vivo de Mogwai, buscando reflejar todo el poder de los escoceses, tal como lo hizo con The National en su documental sobre la elaboración de Boxer. En este último trabajo, Moon captura mucho el ambiente y la atmósfera, desde el barullo infernal del metro neoyorquino, hasta las dudas de los integrantes durante los seis meses de grabación del disco que los consagró.

“Llevo trece meses sin tener una casa fija, viajando, y he estado en este tiempo en los cinco continentes”, comenta Vincent. No sólo de indie rock vive este hombre, quien ha capturado, además, a artistas de África y Asia con la misma pasión que lo hace con los grupos que serán la próxima revelación en Pitchfork. Ello incluye desde música tradicional japonesa, de Tanzania o flamenco. O, más recientemente, a Camila Moreno, Chinoy, Goli, Gepe, Kaskivano y Fernando Milagros, algunos de los chilenos que participaron en sus sesiones de grabación de Take away shows en su paso por Valparaíso.

Cercano en cierta medida a Lars Von Triers, Matthieu Saura ocupa todo lo que ocurre en el momento, los detalles, la emoción y los transeúntes, con una cierta voluntad documental de la impresión estética. “Una vez me grabaron mientras rodaba un clip, y fue horrible, parecía como un insecto, dando vueltas alrededor, contorsionándose de manera nerviosa y lleno de tics, era francamente repulsivo”, se ríe Moon frente a la especie de posesión que sufre mientras tiene una cámara en la mano.

Vincent admite que lo suyo es compulsivo, y que es su momento en la vida para hecerlo. Ello lo ha llevado a trabajar con gente como R.E.M y a colaborar con películas como Miroir Noir, sobre Arcade Fire, aunque él no haya querido aparecer en los créditos. A la salida de la charla en Lastarria 90, Moon se muestra afable, mientras camina con su terno gris y corbata.

VIDEO: R.E.M. – “Until the day is done”

-¿Cuándo empezaste a hacer tus películas?

-Hace unos cuatro años, empecé a grabar conciertos, y luego conocí a este amigo que se llama Pat, que tenía La Blogothèque y me propuso hacer esto, un poco por azar.

-¿Comenzaste solo con los Concerts à emporter?

-Sí, luego se sumó más gente, y ahora hay varios que están subiendo material.

-¿Vives en Nueva York?

-He pasado mucho tiempo ahí, porque me encanta esa ciudad y trabajar en ella, pero estoy establecido principalmente en París.

-¿Qué tal lo de Mogwai?

-Es un documental de 45 minutos hecho a partir de material en vivo que otra persona y yo habíamos capturado, es bastante violento.

-¿Cuál fue tu relación con Arcade Fire?

-Hicimos varias cosas y luego me fui de gira con ellos.

-¿Para lo de Miroir Noir?

-Sí, claro. Pero, de repente, había acumulado mucho material, y ya no tuve tiempo de trabajarlo como realizador. Les dejé lo que hice, pero al no llevarlo hasta el final, no quise que pusieran mi nombre ahí.

VIDEO: The National – “Start a war”

-¿Cómo lo haces para elegir la gente con la que trabajas?

-No lo sé, voy a muchísimos shows en vivo, y luego, hay varios músicos de los cuales me hago amigo y termino rodando algo sobre ellos.

-¿Cuánto tiempo llevas viajando?

-Hace trece meses que no he vuelto realmente a casa para quedarme. A ver… ¡Ya di la vuelta al mundo! En noviembre 2008 estuve en Tanzania, luego Japón, Nueva Zelanda, América del Norte y ahora América del Sur.

-¿Cómo integras los ruidos y fenómenos del ambiente en tus pelis?

-Creo que todavía no voy tan lejos en ese aspecto. Adoro el silencio. Éste nunca es un silencio absoluto, o vacío, en él pasan un montón de cosas. Me encanta un cineasta francés que hizo una cinta que se llama Sombra. Es una obra maestra, donde logra adquirir una densidad y presencia del sonido, una tensión que es formidable a partir de nubes.

-¿Te gusta Lars Von Triers y su aproximación a la cámara?

-Sí, bueno, no me voy a quebrar la cabeza pensando en cómo iluminar un lugar, me quedo con lo que hay en el momento.

-¿Citaste a Shellac en la charla?

-Sí, este año los vi cuatro veces en vivo.

-¿Cómo abordas el instante, lo que pasa en el momento?

-No me gusta aferrarme al pasado, y para mí el presente es lo que existe y lo que puedo captar, lo que tengo a disposición y sobre lo que puedo jugar.

VIDEO: Arcade Fire – “Neon bible & Wake up”