Por segundo año consecutivo y en plena celebración patria les traemos una arbitraria selección de músicos locales, que han dejado su huella durante el 2012.

Texto escrito a medias por Freddy Olguín y Gabriel Pinto

Gráfica de Ignacio Mardones

 

Ases Falsos – Juventud americana (Arca Discos)

La mejor reinvención sonora del año tiene, sin lugar a dudas, a Ases Falsos como principal protagonista. Dejando a un lado su faceta más rockera – ¡ya no se escuchan solos de guitarra! – Briceño y compañía han entregado un disco irónico y reflexivo, lleno de canciones tararaeables y melodías pegajosas. Desde ya, uno de los imperdibles del pop chileno en el presente año. (GP)

Juan Pablo Abalo – Canciones de misa (Autoedición)

La iglesia chilena se encuentra en estado de crisis. A la falta de credibilidad de esta institución, se suman las denuncias de abuso infantil, los casos corrupción y el exceso de prepotencia de sus miembros. Todo esto ha servido de inspiración para Canciones de misa, disco en el que Juan Pablo Abalo desarrolla delicadas composiciones instrumentales en donde la iglesia, sus problemas y la negación de estos, son los principales protagonistas. Busca Canciones de misa en este enlace. (GP)

Manuvers & Yarlen – The drive home EP (Discos Pegaos)

Con base en Miami, el DJ/producer Pancho de Pablo aka Manuvers cada cierto tiempo se las ingenia para marcar presencia, y esta vez vía Discos Pegaos y acompañado por la bella Yarlen firma un The drive home EP que continúa su saga de hip-hop abstracto y de finas estructuras. Descárgalo aquí. (FO)

Anzestro – Prisma (Dilema Industria)

A pesar de que el rap chileno en en el último año ha vuelto a retomar, en forma masiva, la crítica social como bandera de lucha, en el apartado de producción musical, la revolución parece haberse estancado. Es por eso que Prisma (descarga aquí) tiene el doble mérito de enlazar un discurso crítico (que apunta sus dardos, principalmente, al sistema económico y la sociedad de mercado) con una producción futurista, que se pasea entre el soul digital, el funk y el electro. (GP)

Augías Amena – Rival’s ilk (Jacobino Discos)

Aunque editado bajo las etiquetas IDM y electrónica experimental – siempre asociadas a una electrónica seria y algo elitista – Rival’s ilk es un compendio de lúdicas canciones de, sí, electrónica inteligente pero con sentido del humor, salpicadas de referencias a la música bailable y el acid más vanguardista. Búscalo aquí. (GP)

Portavoz – Escribo rap con R de revolución (Autoedición)

Desde Salvaje Decibel que Portavoz demuestra un enorme talento tanto en las rimas como en la producción. Y este año quizá sin querer, ha firmado el disco de rap nacional más importante y representativo de los agitados tiempos actuales, un álbum emocionante y libertario. Descarga aquí. (FO)

Nader Cabezas – El hijo del monstruo (Le Rock Psicophonique)

Nueve canciones tiene El hijo del monstruo y a la vez nueve historias que merecen doble atención, porque parece que el oriundo de Curicó esconde el sentido de sus temas entre sintetizadores, guitarras lo-fi y mucha melodía. Descárgalo aquí. (FO)

Daniel Klauser/Imaabs (Diamante Records)

La armada Diamante Records con su carga de house y bass music a la chilena, ha irrumpido este año como la revelación de la electrónica local. Entre sus filas destaca el joven jefe Daniel Klauser y el experimentado Imaabs. Pueden buscar sus más recientes lanzamientos (Simply swag y Mechanical flash EP, respectivamente) en la página del sello. (FO)

La Big Rabia – Congo zandor (Algo)

Nada malo se podía esperar tras La bestia, un EP que le hacía honor al nombre de este proyecto formado por Sebastían Orellana e Iván Molina. Congo zandor es el debut largo del dúo, que como de costumbre en Algo cuenta con el apoyo de Perrosky, Felipe Ruiz y otros. Descúbrelo siguiendo este enlace. (FO)

El Banco Mundial – Water world (Michita Rex)

El regreso de la mítica agrupación de improvisación electroacústica El Banco Mundial puede entenderse como un golpe directo al conformismo musical predominante en la escena musical chilena. Allí en donde abundan los cuidados arreglos instrumentales y las cálidas melodías, El Banco Mundial propone en Water world un mundo donde el ruido, las atmósferas densas y los sub-bajos más profundos son los protagonistas. (GP)