Fotos: Rodrigo Ferrari

Caribou
Industria Cultural, Santiago
Sábado 23 de octubre

Las expectativas para el show de Caribou eran altas, tan altas como la curiosidad por saber cómo Snaith y compañía concretarían en vivo Swim, su disco del presente año. ¿Quedarían en el camino con un ejercicio de ejecución matemática sin alma? ¿Inundarían el galpón de Industria Cultural con beats? ¿Incitarían al disturbio, tal como prometieron hace algunas semanas?

Un correctísimo El Sueño de la Casa Propia (José Manuel Cerda) dio inició a la jornada, presentando su celebrado disco de pop cinético Historial de caídas, que funcionó perfecto como aperitivo para Caribou. Cerda fue contundente y sutil por partes iguales y justificó plenamente los primeros aplausos de la noche.

Si en las grabaciones Caribou destaca por su capacidad de llevar a un plano orgánico el postrock, el synthpop, la IDM y cuanto género se le cruce por delante, en vivo acentúa las virtudes de la música bailable pero también del pop más ruidoso, y desde la partida con una incendiaria “Kaili” lo dejó más que claro: acá se venía a bailar sobre capas de ruido, acá se venía a una rave desenfrenada donde el beat de las secuencias sería reemplazado por ¡dos baterías! Los detalles de hipnótica psicodelia serían resultado de una fusión entre las secuencias lanzadas por Snaith y los complejos riffs del guitarrista, y el pulso dub de sus canciones acá sería matizado por las cuerdas del bajo.

Que sí, que era un concierto para bailar. Pero aquel que quisiera destapar cada detalle de la ejecución en vivo y enfrentarse al narcótico paisaje que Caribou desarrollaron durante más de una hora, podía hacerlo. Entonces ya no era un concierto de música bailable, sino de música experimental, noise pop, electrónica con guitarras o como quieran llamarle. ¿Alguien dijo The Stone Roses?

Ah, por cierto. Si alguien aún duda de si los conciertos de Caribou incitan o no al disturbio, que se lo pregunten a alguno de los asistentes de las primeras filas, quienes, entre saltos, patadas y extremos pasos de baile, bien podrían haber dicho que asistieron, también, a un concierto de punk.



Más fotos de Caribou en Chile, tomadas por Rodrigo Ferrari, en nuestro Flickr y Facebook.

Video: Caribou en Industria Cultural