Este jueves comienza el festival In-Edit Nescafé que este año cumple una década. De las 70 películas que se exhibirán, entre clásicos y estrenos, seleccionamos nuestras favoritas y  William S. Burroughs, a man within es una de ellas

Literatura y armas. Exceso y genialidad. La figura del escritor William S. Burrougs (1914-1997) ha quedado impregnada para siempre en la literatura norteamericana, gracias a obras como Yonqui, Queer o El almuerzo desnudo. Lo llamaron el padre de la generación beat: él lo negó. Algunos lo tildaron de inmoral, exhibicionista y violento, mientras él  escribía para controlar de alguna manera sus demonios, contar su particular visión del mundo.

Al igual que Lee, protagonista de algunos de sus textos más recordados, Burroughs hizo y probó casi todo. Muchas veces el resultado no fue feliz y sus inquietudes quedaron plasmadas en historias oscuras y viscerales. “Un toxicómano respeta poco su imagen. Usa la ropa más sucia y gastada y no siente ninguna necesidad de llamar la atención”, escribió en el prólogo de Queer (1985).

Desde los años 50s Burroughs fue un provocador. Esa es la huella que sigue el realizador Yony Leyser en el documental William S. Burroughs: A man within (1988), un fiel retrato del escritor donde las opiniones de Iggy Pop, Laurie Anderson o Patti Smith (entre varios otros próceres pop), otorgan nuevas lecturas para la vida y obra de un autor cuyos temas (drogas, homosexualidad, violencia, corrupción) hoy parecen más vigentes que nunca.

William S. Burroughs: A man within se exhibe el sábado 7 de diciembre a las 18:00 horas en el Teatro Nescafé de las Artes.