“No sé qué ocurrió primero: ¿la mierda de música rave? ¿o las drogas?”. Con esa frase, Henry Rollins (Black Flag, Rollins Band) da inicio una irónica charla sobre la música electrónica, sus alcances y su intrínseca relación con las drogas duras. Tirando palos contra los DJs, los productores de música rave, la obviedad estilísitica y un largo etcétera, Rollins (lo digo desde ya: un héroe personal) deja sin cabeza a todo lo relacionado con este género, y lo que lo rodea.

Y si hubiera sido solo eso, quedaría en una anécdota más del incorregible Rollins. Para su desgracia, Steve Porter – un DJ de, precisamente, música para raves – tomó el speech del ex Black Flag, lo remezcló a su antojo y lo ha convertido en un encendido rompepistas. ¿Paradojas de la Internet? ¿una broma a costa de Rollins? Dejémoslo en una moraleja: por la boca muere el pez.

Foto por zen (CC 2.0 BY-NC-SA)