Cuando uno es cabro chico cree que está todo perfecto. Que el papá o la mamá a uno lo va a querer siempre y que cualquier cosa que pase es cosa de cerrar los ojos y esperar que lleguen a salvarnos.

Cuando uno es cabro chico también cree en el viejo del saco, que cuando se apaga la luz aparecen personajes de la penumbra o, en casos de paranoia infantil más complejas, que cuando cierra los ojos el mundo deja de girar y esa obra de teatro que nos hacen creer que es la vida se toma una pausa.

Como sea, los de MGMT tienen cara de cabros chicos, y lanzan un video con cabros chicos siendo perseguidos por personajes malos. Y aparece la señorita Newsom de mamá. Enjoy.

VIDEO: MGMT – Kids