pattonchile
Foto: F de Falso

Si, por tercera vez. Primero en el 91 con el archiconocido episodio en el Festival de Viña. Luego en el 95 con escupos y todo en el Monsters of Rock. Luego ayer en el Pepsi Fest. Es que Patton es el mejor ejemplo de lo que significa ser independiente (indie para que entiendan a lo que me refiero). Renunciar a una banda de rock mainstream, con promesa de convertirse en los próximos Rolling Stones, y dedicarse a hacer experimentos sonoros con John Zorn, con todo lo que eso significa (menos dinero, menos fama), es ser independiente. Hacer la música que te gusta, sin importarte quien la va a escuchar, cuanto pagarán por ella o que nota le pondrán a tu disco es ser indie.

Lo de ayer fue redondo. Un concierto que se hizo cortísimo, preciso, donde cada gesto de Patton, el director de orquesta, tenia sentido. Tampoco le quitamos mérito a la banda italiana Zu. Realmente impecables en sus instrumentos. Recordemos que su disco Carboniferous tiene un 83 sobre 100 en Metacritic.

2 momentos (covers, obvio) como guindas del concierto: Primero interpretaron 24 Mila Baci de Adriano Celentano en clave… Patton (tema que también tocaban con Mr. Bungle en los 90), y terminaron con un encore brevísimo interpretando una versión en italiano de Crying de Roy Orbison, casi a capella (si la voz de Mike Patton no es la mejor del planeta, que me contacte un otorrino por favor).

Pero lo más notable fue que a medida que avanzaba el show de Cornell, más genial parecia el show de Patton. Sólo me faltó Timbaland y sus “ohh ohh” para sentirme en el SuperBowl. Y bueno, ya todo lo dijo Trent Reznor.

A continuación un par de videos del show de Zu y Patton que andan en Youtube:

Ah, y gracias a los chicos de Punto Ticket quienes me invitaron al show en cancha preferencial. No quedé a más de 10 metros del escenario.