Emily Kai Bock es una artista y videorealizadora canadiense que puede presumir de haber realizado dos de los mejores videoclips del año recién pasado: “Yet again” para Grizzly Bear y esa maravilla post-feminista que es “Oblivion” de Grimes. Desde entonces, sus bonos como directora han subido exponencialmente y ha sido destacada en distintos medios como una de las jóvenes promesas del videoclip contemporáneo.

“Todo el material que Emily graba se ve inyectado por un increíble sentido del amor y la pasión. Para mí, es una inspiración que una directora tan joven tenga un estilo tan distintivo. Aparte de Emily, son muy pocas las personas en las que confío y que sé harán un trabajo personal, con una imagen propia… y que sea un buen trabajo “, dice Claire Boucher (Grimes).

Su último trabajo, es un capítulo del documental de seis partes New America noise, un proyecto conjunto entre Nokia y el Sundance Channel, en el que se retrata la escena musical de seis ciudades de Estados Unidos. En el capítulo dirigido por Bock, enfocado en el nuevo rap neoyoquino, retrata a artistas como Mykki Blanco y Angel Haze en su entorno íntimo, todo a través de sugestivos planos secuencia y sutiles paneos. Puedes revisarlo a continuación.