Inbox es una selección de músicos de todas partes del mundo que nos enviaron su material a nuestra bandeja de correo o redes. Escríbenos a [email protected] Selección por Valentina Aravena.

Droste (Chile)

Droste parte a comienzos del 2015 y es llevado a su máxima expresión el último año con el lanzamiento de su primer álbum homónimo. Integrado por Pablo Barra (guitarra), Rodrigo Contreras (guitarra), Ignacio Cabrera (batería) y Nicole Gómez (bajo eléctrico), la banda instrumental sanfelipeña prueba un sonido que nos permite experimentar diversas emociones en la misma canción. Su nombre proviene del “efecto droste” o mise en abîme (puesta en infinito), que hace alusión al fenómeno visual donde al interior de una misma imagen podemos observar su réplica más pequeña, y así sucesivamente. Y justamente es lo que quieren lograr estos jóvenes, quienes con su primer EP de cinco temas nos invitan a una dimensión con varios niveles de abstracción, sin poder ver el final. Casi como caer al fondo de un pozo oscuro, Droste nos lleva a veces lento y otras rápido por melodías que denotan influencias de My Bloody Valentine, Explosions in the Sky y Porcupine Tree.

Camilo A Secas (Chile)

Desde los 15 años que Camilo Salinas Carbonell comenzó a componer canciones como una forma -quizás para muchos- de refugiarse y encontrarse a sí mismo. Fue así como tras varios años de experiencias, sus temas más intimistas se recopilan en Una calle llamada porvenir, álbum debut del artista que fue lanzado hace apenas unos días. En palabras del cantante, los once temas que componen el LP resultan conciliadores y resumen toda una vida como si fuera un soundtrack, retratando anécdotas por medio de guitarras claras y ritmos melancólicos. Aun así, una sensación de alegría se deja entrever en sus letras, siendo estas su fuerte emocional. Por el momento se encuentra trabajando en su siguiente álbum, esta vez bajo el nombre de La Tristeza de los galgos, donde el joven santiaguino pretende darle un carácter más potente y ecléctico. Mientras la espera te dejamos su primer disco.

Crisantemo (Santiago)

Las guitarras y voces de Belén Robledo y Osvaldo González se unen bajo el nombre de Crisantemo, proyecto musical que busca mezclar la música académica con tonos del folk, sin dejar de lado el pop que llevan en sus corazones. Con diez temas, Brotes se constituye en su primer trabajo discográfico que devela inmediatamente un formato sencillo pero personal. La voz de Belén es la primera advertencia de un dúo más que interesante, ya que es su potencia la que destaca como entrada. Pero Osvaldo también brilla en el escenario, quien desarrolla una guitarra cautelosa pero que acompaña a Belén. Además, la formación en las presentaciones incluye el sonido de la flauta, viola, clarinete, contrabajo y bajo electrónico, los que ayudan aún más a crear el ambiente hipnotizante y cautivador. Es así como Crisantemo lanza Brotes, gracias a Bla Records, y que los trae por un breve descanso tras un agitado trabajo para llevar a cabo el álbum. De todas maneras. sus planes siguen en marcha y pretenden a futuro seguir componiendo para un próximo lanzamiento.

Las Trampas (Argentina)

Desde La Plata, llegan Las Trampas, banda que por estos días presentan Constelación/Vital, su primer material de estudio. Producido por Diego Acosta y editado por el sello DiscoBabyDiscos, el álbum consta solamente de tres temas que nos dan a conocer la identidad inicial de la banda, con el dream pop como referencia. Con sus canciones, Las Trampas ilustran una poética de lo cotidiano, “una mirada joven y eléctrica sobre amor y alteridad”, señalan. Y si bien este trabajo significa un primer paso en el mundo de los escenarios y presentaciones, resulta ser que los posiciona dentro de las novedades del país vecino. Habrá que esperar a sus próximas composiciones. Aquí “Constelación”, primer tema de su disco.

Pirámides (Chile)

Desde 2015 que Pirámides se ha instalado en la escena musical chilena con su anterior EP debut Espacios vacíos y hoy, con una formación definitiva, lanzan “Caíste al suelo”, single doble que nos entrega un adelanto de su próximo álbum de larga duración. “14.12” y “Caíste al suelo” son una continuidad de su primer lanzamiento pero también reflejan un nuevo sonido de capas de guitarras y con arreglos rítmicos variados. Al escucharlos se sienten automáticamente las influencias del shoegaze, rl post rock y el dream pop, donde la psicodelia es una pieza clave para la unión de sus canciones y que les otorga un sello al cuarteto. De esta forma, la banda se mantiene desarrollando los preparativos para seguir con su más reciente producción que pretende sorprendernos con más canciones y un nuevo LP.