artbrut.jpg

Tal vez no es tan complicado. El asunto era romper el mito de un brillante disco debut como fue Bang Bang Rock & Roll (2006) y no hay dudas de que el quinteto inglés superó la prueba. Sin salir del formato de canciones pop y estribillos pegajosos, It’s A Bit Complicated va un poco más allá en cuanto a los arreglos, mostrándose como una placa del sonido más depurado que la anterior.

El disco parte con ‘Pump Up The Volume!’, donde hacen un buen truco con las voces y luego arman un tema con coros y guitarras muy shoegazer. Después, la banda sube el volumen, y vuelve a dar en el clavo con ‘Direct Hit’, una apología a su propio sonido que inspira baile y movimiento instantáneos. Esa esencia se repite con la fuerza algo punk y adolescente de ‘St. Pauli’ y el single ‘Nag Nag Nag Nag’, junto a mordidas bastante irónicas como ‘People In Love’ y ‘Blame It On The Trains’.

Entre los tracks más sólidos del álbum figuran ‘Late Sunday Evening’, que agrega a la recitada voz de Eddie Argos (que debe haber escuchado bastante Pavement), sonidos de bronces y coros pop huhuhuhuhu!. De ahí se embalan en un melódico y casi sicodélico ‘I Will Survive’. Una trilogía de oro a la que se suma en la misma vena melódica ‘Post Shooting Out’. Al final, el asunto es lo menos complicado: si te gustó Bang Bang Rock & Roll (2006), probablemente vas a amar It’s A Bit Complicated.