Bob Mould es una leyenda escondida que en Life and Times saca un disco clásico de manera instantánea. A 30 años de comenzar su carrera en los míticos punk rockers de Hüsker Dü, a 20 de lanzar su carrera solista y a otros tantos de inaugurar su admirado grupo ‘alternativo’, Sugar, Mould suena sólido y demuestra todo su talento como guitarrista. Mr. Bob toca todos los instrumentos, excepto la batería, a cargo del Superchunk Jon Wurster.

Una suerte de Frank Black (Pixies) de más bajo perfil, Mould confirma en su nuevo álbum porqué es una de las figuras activas más respetadas del indie rock. Desde “Argos”, una pieza de “punk rock gay” según su autor, donde éste pretende lidiar con tempos rápidos, hasta baladas como “Bad blood better”, Life and Times se presenta ameno y variado, con un recorrido de las distintas facetas que don Bob ha esgrimido en sus distintos grupos.

Residente en la ciudad de Fugazi, Washington DC, Bob Mould trabaja como DJ en clubes, aunque su último y conmemorativo disco no tiene nada de ello, sino indie rock del más puro e indómita. Con fuertes tendencias melódicas, unidas a un uso oportuno de la distorsión y de la tensión rítmica, el ex líder de Sugar sabe cómo crear hits potenciales e inmediatos con instinto pop, como la hermosa “Spiraling down”. Ello, en los 36 minutos que dura Life and Times. Conciso y directo.

MP3: Bob Mould – “City lights”

VIDEO: Bob Mould – “I’m sorry, baby, but you can’t stand in my light anymore”