Averiguar un poco sobre el dúo Crocodiles antes de escucharlo puede provocar justificadas suspicacias. A saber, su nombre hace referencia explícita al disco debut de los ingleses Echo & the Bunnymen; las bases rítmicas guardan varias similitudes con The Jesus and Mary Chain; y además hay varios rasgos que se remiten a la estética neo-sicodélica de los años ’70 y, cómo no, a la Velvet Underground. Así y todo, basta una pasada completa por Summer of Hate, su LP debut, para echar por tierra los miedos.

De toda la escuela revivalista noise/shoegaze/sicodélica que se ha dado –de manera cada vez más prolífica– a lo largo de esta década, Crocodiles son de los alumnos más aventajados. Menos ruidosos que su compañero de sello Wavves, logran actualizar de gran manera la herencia de sus influencias más obvias sin convertirse en una copia burda. Lo hacen, ciertamente, muchísimo mejor que Black Rebel Motorcycle Club o Vivian Girls, por citar un par de ejemplos. Todo esto merced a una habilidad innata por lograr melodías memorables (“I Wanna Kill”, “Soft Skull (In My Room)” o la homónima “Summer of Hate”), que convierten a este conciso debut en una de las apariciones más agradables del año.

MP3: Crocodiles – “I wanna kill”

VIDEO: Crocodiles – “Summer of hate”