Manafon es un paso adelante de David Sylvian en su fase más experimental y un tardío pero digno sucesor del interesante Blemish (Samadhi Sound, 2003). Una maraña de disonancias, un especímen herido que se queja con murmullos, chillidos y fuertes espamos. Sin embargo, la exquisita voz de Sylvian es lo que trasciende siendo el centro gravitatorio entre medio de todos los acordes disonantes que predominan en Manafon y que generan una experiencia sonora masiva, agotadora y de superficie sórdida para un compendio lírico de experiencias muy personales e intimistas.

Las 9 canciones de Manafon casi rayan en el formato de improvisación. Se sienten muy sueltas, ligadas por momentos al jazz exploratorio y al noise, proveniente de una orquesta de cámara desarmada, compuestas no en base a una complacencia melódica sino a una forma caótica de acordes y sonidos oxidados. Tal es el caso de “Emily Dickinson” (con la ayuda de Christian Fennesz y que nos deja deseando una colaboración completa entre ambos) o la excepcionalmente amigable “Small metal gods”.

MP3: David Sylvian – “Emily Dickinson”

VIDEO: David Sylvian – “Small metal gods”