deerhunter.jpg

Después de algunos meses de publicar Cryptograms (Kranky, 2007) el quinteto de Atlanta aparece con este nuevo material elaborado en paralelo a la mezcla de su segunda placa. Cuatro temas en poco más de un cuarto de hora confirman esa vieja máxima de ‘menos es más’. Porque, a diferencia del ejercicio complejo que resultaba oír su segundo álbum – una propuesta un tanto abstracta con referencias a Spiritualized-, este EP incluye temas más digeribles y enganchadores. Con mayor grado de intensidad interpretativa y pureza instrumental, Fluorescent Grey resume de buena forma la senda que más le acomoda a la banda. Según palabras del propio baterista Moses Archuleta “es lo más claro y conciso que Deerhunter ha grabado hasta el día de hoy.” La alternativa se hace opción válida para dar un giro.

En el desglose, el EP parte con el notable tema homónimo, machacante, donde el vocalista Bradford Cox repite “patiently, patiently…” bajo el amparo de una guitarra que estalla en una cascada sónica y la calidez de una voz femenina que canta el estribillo desde una profundidad abismal. Un mazazo de tema que, por sí solo, vale la adquisición de este trabajo. ‘Dr. Glass’ es más suave y pop, con harta instrumentación y dueto vocal, y una base de teclados análogos que recuerdan a los Stereolab de los ’90. ‘Like New’ nos lleva de nuevo al territorio de la apertura, aunque más reposado por el ambiente de ensoñación y vuelo mágico. Y el cierre con “Wash off” es lo más potente que muestran, con una métrica del krautrock en la percusión y un desempeño en guitarras y voces al mejor estilo de los viejos Sonic Youth. El cierre rockero ideal para un trabajo compacto y que augura buen futuro si la banda se sabe sitiar en su espacio.