Jimmy Tamborello no abandona la empresa de retratar con atmósferas el mundo que lo rodea. Su esperado Aimlessness es una vitrina de espesas y largas secuencias, a ratos acompañadas por voces que nos hacen pensar en los mejores momentos de la electrónica introvertida.

Nos guste o no, Life is full of possibilities (Plug Research, 2001) siempre atormentará como un fantasma a Tamborello, que ante la imposibilidad de lograr vía software y featurings un álbum que supere esa obra maestra, insiste en volver a las antiguas formas usando recursos que en varios tramos de este nuevo disco expone demasiado sus técnicas.

El onírico inicio con “waitingfortherest II” de inmediato aclara la sensibilidad del álbum: a través de una docena de tracks intentar llevar a cabo una canción ambiental electrónica basada en glitches, beats con personalidad house friendly y algo de jazz por computador. El resultado es llamativo en su hechura, pero complejo en cuanto a su mensaje y norte.

¿Se quedó Jimmy sin posibilidades? “Still” -acaso el mejor track del disco- es un buen atributo para enfrentar a esa pregunta, con un Baths que se cuenta entre los mejores herederos del sonido y espíritu de Dntel, desde la trinchera del neo crooner tímido acostumbrado a cubrir sus voces con efectos, laptops y sobreproducción. Hacer pop mirándose las zapatillas encuentra una cumbre inesperada con este improvisado dúo.

A través de Aimlessness, otros amigos maravillosos salen al paso, como las apenas reconocibles voces de Nite Jewel en “Santa Ana winds”, una especie de remix del más reciente disco de la dulce Ramona, que firma un pequeño hit en medio de otros variopintos esfuerzos de emotividad tecno, encontrando puntos altos en “Bright night” o “Jitters”, que -exagerando- no tienen mucho que envidiar a las frescas ideas de las casas Hotflush o Clown and Sunset.

Sin embargo, tras el cierre con “Paper landscape” es inevitable preguntarse si Aimlessness habría funcionado mejor como EP (uno brillante) y no como un álbum largamente esperado, que si bien no defrauda, deja algunas dudas sobre las posibilidades que eligió Tamborello para volver al formato largo.

Disponible en Tienda Sonar en formato CD a $12.900 y vinilo $19.900. Tienda Sonar está ubicada en Paseo Las Palmas, local 017, Providencia.