Con sencillez y limpieza vocal, Emma-Lee Moss proviene de esas cepas donde surgen aquellos individuos que tocan esa fibra difícil de determinar y que, a falta de otro nombre, llamamos emoción. Moviéndose entre el folk, el country, el rock y el pop, su sonido parece cercano y hasta amigable; su voz, como si la hubiésemos conocido desde siempre. First Love quizás no llame mucho la atención, pero basta con escucharlo una vez para terminar encantado con este disco.

Cada canción, desde “Absentee” hasta “City song” parece bien ubicada, armónica y hasta necesaria para construir el recorrido que hace estremecer de cabo a rabo, y cuyos referentes parecen próximos y hasta encarnados en toda melodía. Ahí está revividos Nick Drake y Leonard Cohen. La calidez de Joan Baez también se hace presente y Bob Dylan le hereda su trotecito guitarreado, pero endulzado con el esquema del pop que también han adoptado los hermanos Wainwright, con quien la inglesa ha tenido cercanas relaciones.

Conmueven hasta el pescuezo “The easter parade” y “The easter parade 2”; las baterías y los violines suenan magníficos en “Dylan” e incluso el potente single “First Love” parece disminuido frente al conjunto abrumador de excelentes composiciones, melodías y arreglos que tiene el álbum en su totalidad. Una joya del año que exige ser rescatada del olvido.

MP3: Emmy The Great – “First love”

VIDEO: Emmy The Great – “War” (en vivo)