Todos los viernes revisamos discos de descarga libre

gen110.jpg

El segundo disco de Gen es ante todo un disco fuerte, de alto peso. Acá la producción alcanza un nivel altísimo y el contenido de las letras supera al mensaje más tradicional del rap chileno. Freddy Olguín de FDA, el mismo que publicó Manuscritos Perdidos en 2003, hace notar con este trabajo que sus necesidades poéticas se sobreponen a cualquier intento por demostrar soberbia musical a nivel compositivo. Para nuestro deleite, esto no se traduce en un disco de letras acompañadas por convencionales recursos electrónicos. Muy por el contrario.

La idea de canción está muy bien lograda. Lo que importa es el resultado de las letras y el color musical de cada uno de los cortes. Gracias a la excelente combinación entre uno y otro factor, este disco debería apuntarse como uno de los mejores del año que recién pasó. Debería, sin embargo el reconocimiento es lo menos importante en la propuesta de Gen, y a la larga sería lo más superficial en esta reseña.

En Dos todo parte con “Volver a lo básico???, la canción más hip-hopera del disco, en la que Gen no para de escupir ciertas cosas que le parecen extrañas de su alrededor y a lo largo del disco otros temas hablan de lo mismo: de despertar del aletargamiento mental en que todos tendemos a caer, sumarse en la producción de nuevos espacios, o simplemente de no dejarse arrastrar por lo cotidiano. En el propio arte del disco se ve a Gen saliendo de la oscuridad hacia un camino luminoso con un portafolio en la mano: su sonido.

En otras canciones como “Cielo???, Gen da cuenta de capacidad para entregar un fuerte mensaje en medio de una producción de calidad. El sonido atrapa y sus palabras son respaldadas por Foex (Nicolás Carrasco, productor de discos de Anita Tijoux, Solo di Medina y Pulentos, además de compañero de Gen en FDA). Esta lucidez vuelve a aparecer en otros cortes como “Dicotomía???, y también en la muda “Novato y el jíbaro???, canción que acerca su sonido a la más dulce IDM. Quizá “R. P. A.??? (Redacción, Producción, Acción) puede resumir todo lo dicho: un texto lleno de señales sobre la creación que se mezcla con una dotada línea musical. Le sigue “Mil pedazos???, en donde un estribillo hace su trabajo, dejando un buen sabor con la canción más pop del álbum.

Al final, la sensación que queda es que Gen sube un peldaño más y se acomoda como un perfecto oyente, espía y poeta callejero que se sabe acompañar con un amplio gusto y destreza musical. Ya no importa si es hip-hop, si es sólo spoken word o simple rima. Lo relevante acá son las señales para seguir la ruta sónica y verbal de un autor tan lúcido como escurridizo.

Dos se puede descargar desde este link