Que jj sean suecos puede decir dos cosas. Uno, es que tienen una altísima probabilidad de ser una banda pop que por un momento hace que una se sienta mejor persona. La segunda, es que les venga añadido ese aire sofisticadamente silvestre, de blancos y negros con fiordos con pinos. Donde aparecen espigados rubios saltando de roca en roca o andando en una vespa con un ramo de flores en la mano. Si los gringos crearon la americana, los suecos indie pop parecen irradiar un aire nacional sutil y nostálgico que hace que hasta unos tipos que posan con bates como Tough Alliance, generen una añoranza de proporciones.

jj, como parte de Sincerely Yours –el sello de esos infamemente buenos Tough Alliance, con fichajes gente como Air France y los norteamericanos Memory Tapes- está cubierto de un aire de misterio. Como sus compatriotas Sally Shapiro, nadie sabe quiénes son, salvo un tipo flaco y una chica de una gran melena rubia. Su segunda entrega jj n°2 apareció de la nada, y gracias al hype del blog a blog se ha convertido en una de las sorpresas más agradables del año.

jj n°2 es un disco de amor brevísimo. Que en las bases suena a loops que mezclan beats de ritmos más bailables con arreglos de cuerdas. Un entramado en el que se agregan percusiones que llegan a extremos casi tropicales y sintetizadores que crean texturas tristonas. Sobre ello, esta la voz de esta jj que canta con un efecto eco que hace que suene suave y lejana. Y tratándose de amor, el resultado es una piel de gallina contemplativa con un pie que se mueve al ritmo de los beats. En “From Africa to Malaga” -una de las canciones que debieran hacernos recordar lo bueno de este 2009- jj canta de lo fácil que es creer que cuando se está en suelo nunca se volverá levantarse. Lo que parece una perogrullada, en la canción se transforma en algo parecido a tener esperanza: “No llores por el tiempo que perdiste en tu vida/ la plata que gastaste/ por esa mentiras baratas/ Dale un beso de despedida y ve lo que queda.”

Con singles dotados de esa candidez somnolienta como “Ecstasy”, “My love” o “Masterplan”, los momentos altos de jj n°2 están precisamente donde se muestran vulnerables. Como en la delicada “Are you still in Valda?” donde se recuerdan veranos pasados deseando que ese amor olvidado esté aún ahí esperando. O bien en el tema que cierra el disco, “Me and Dean”, una canción que por si sola podría pararle el corazón a quien lo pille volando bajo, pero con bromas y carraspeos de sus integrantes. Lo que contrasta con lo dramático de la canción (“Algún día nos encontraremos de nuevo/ sin saber exactamente cuando/hasta entonces/ cuídate amigo/ Si se lo dices a mi corazón, ¿dónde partirías?/ ¿Con las verdades o con las mentiras que nos separaron?”). Y que lleva a divagar -como en la vida fuera de las canciones- si las historias de amor truncadas no terminan al final sonando como canciones nerviosas que acaban demasiado rápido. Grand finale para un gran disco.

MP3: jj – “Me and Dean”

VIDEO: jj – Mix jj nº2 por Sincerely Yours