Cudi la tenía difícil. En primer lugar, debía confirmar los buenos augurios que se desprendían de A Kid Named Cudi (2008), un interesante mixtape donde exploraba el hip-hop, el pop y el soul de manera muy new school, con la no despreciable capacidad de rimar y cantar con gracia. En segundo lugar, con su esperado debut debía demostrar que no es otro sucedáneo de Kanye West, que lo apadrinó desde el principio. Y, con este álbum, ambas cosas las consigue sólo a medias.

La mejores canciones de Cudi siguen siendo el hit “Day & night”, ya incluido en su mixtape, y “Make her say”, un caramelo rap que se filtró anticipadamente en la web, donde lo apoyan Kanye y el cumplidor Common. El resto a ratos parecen outtakes del 808s & Heartbreak de West (“Simple as”, “Solo dolo”) y se extrañan otros notables tracks del mixtape, que sin duda superan a las simplonas “Hyerr” y “Pursuit of Happiness”. Mucho mejor resultan las sólidas “Soundtrack to my life” y “Cudi zone”

Pero no se alteren: el cantante y MC de Cleveland forma parte de una generación que suena mejor en el Ipod, y con este Man on the Moon: The End of Day no salvará el hip-hop, pero tiene una gran oportunidad de coquetear con el indie (atentos a los cameos de MGMT y Ratatat), y al mismo tiempo probar un poco de ese esquivo mainstream, reservado sólo para otros real players como Outkast, Gnarls Barkley o el propio Kanye.

MP3: Kid Cudi ft. MGMT & Ratatat – “Pursuit of happiness”

VIDEO: Kid Cudi – “Day & night”