Marina & The Diamonds es una nueva secuela del sismo soviético provocado por Regina Spektor hace seis años atrás con su antifolk naïve y empalagoso. Por eso la voz impostada, el sonido de una pianola en clave cabaret y las melodías conmovedoras hacen de Marina Diamandis más un ejercicio de género que una mirada propia del estilo, al menos en este primer EP.

Sólo entendiéndola de esa forma, y sin ser muy exigentes, podremos disfrutar del hit “I am not a robot” y digerir su propuesta pastiche y manierista que busca endulzar la vida a toda costa. En ese sentido, y aunque sea posible hacer una comparación con su compatriota inglesa Florence & The Machine, queda claro que esta última dentro de las mismas líneas es puro desgarro y renovación mientras Diamandis es timidez y patrón repetido hasta el cansancio.

Esto queda patente pues tanto “Seventeen” como “Simplify” ponen en acto los mismos clichés que, por ahora, resultan efectivos. Sin duda será diferente cuando tengamos una lista de once temas, todos inspirados en “Fidelity” de Spektor o, yendo más lejos, en “Cornflake girl” de Tori Amos que, hoy por hoy, con su nuevo disco Abnormally Attracted to Sin (Universal Republic Records, 2009) también demuestra cómo este género decae año tras año.

MP3: Marina & The Diamonds – “Seventeen”

VIDEO: Marina & The Diamonds – “I am not a robot”