Sobran referentes para empezar a hablar de A Strange Arrangement, el debut del californiano Mayer Hawthorne: Curtis Mayfield, The Stylistics, The Four Tops, Solomon Burke y Marvin Gaye. ¿Qué diferencia a Hawthorne de ellos? 50 años y nada más. Pero este racconto estilístico  que se encuentra presente en el trabajo de Hawthorne, en vez de ser una desventaja, suma por montones.

Entre cuidados arreglos de bronces, el groove de la batería y los juegos de voces propios del soul, el californiano se despacha 34 minutos de cadenciosas canciones de amor dotadas con ese swing tan propio de la época dorada de Motown. Porque está claro que a eso juega Hawthorne: a emocionar y llorar (“Let me know”, “I wish it would rain”); a bailar y reír (“One track mind”, “Your easy lovin’ ain’t pleasin’ nothin”); a sumergirse en piel de negro, vestirse con frac, hacer coreografías y encandilar con su maravillosa voz. Un disfrute que, tal como invita en la canción titula el disco, es un viaje que nos permite “volver a donde empezamos y donde todo será como antes”.

MP3: Mayer Hawthorne – “Your easy lovin’ ain’t pleasin’ nothin'”

VIDEO: Mayer Hawthorne – “Maybe so, maybe no”