Según una de las principales leyes matemáticas, el resultado es igual a la suma de los factores. En el caso de Monsters of Folk, el resultado debiera ser altísimo, ya que detrás de ese a veces simpático, muchas veces pretencioso y definitivamente grandilocuente nombre, se esconden nada menos que Yim Yames (My Morning Jacket), Conor Oberst (Bright Eyes), M. Ward (She & Him) y Mike Mogis (Bright Eyes), todos artistas que dejaron obras fundamentales de la última década.

Pero la desconfianza comienza a aumentar y las expectativas generadas a disminuir. Porque esto no es matemáticas y la modalidad de juntar numerosas estrellas para formar súper bandas generalmente trae resultados deprimentes. Y porque la carrera de estos monstruos del folk es mas bien irregular y, salvo M. Ward con Hold Time (2009) y Volume One (2008), todos vienen precedidos de trabajos decepcionantes.

Con evidente genética bipolar, las esperanzas de escuchar un gran disco llegan a su punto más alto cuando comienza a sonar el sorprendente “Dear God”, su primer tema. Acompañada de una austera instrumentación y delicados arreglos, la voz de Yim Yames, tal vez el monstruo más destacado, hace poner los pelos de punta. Después de haber llegado a la cima, el disco se pasea por un agradable valle con lindos paisajes y una temperatura templada que no molesta nunca, pero que no deslumbra. El último tramo vuelve a tomar altura con “Magic marker”, “Map of the world”, “The Sandman…”, y finaliza bien arriba con “His master´s voice”. Desde allí se puede ver mejor el camino recorrido, desde la cima inicial hasta los lugares más precipitados del valle, y concluir que fue un buen paseo.

MP3: Monsters of Folk – “Say please”

VIDEO: Monsters of Folk – “The right place”