La única manera de explicar el complejo e intrincado conjunto de estilos que se intercalan a lo largo de los diez tracks que componen el segundo y más logrado disco de los daneses Oh No Ono, es el hecho de que cada uno de sus cinco integrantes provienen de géneros tan diversos como convergentes. Eggs es fiel reflejo de una tradición escandinava marcada por elaborados y detallados arreglos musicales que han caracterizado a generaciones de bandas que se han bañado a orillas del Mar Báltico.

Provisto de un espectro sonoro pocas veces demandado por un solo disco, los sensores se ven obligados a activarse para captar el contenido de canciones que mezclan sampleos electrónicos, coros e instrumentos clásicos y la dosis justa de pop que lo hacen uno de los mejores descubrimientos del año, que vale la pena escuchar de punta a cabo. Música en toda su plenitud.

MP3: Oh No Ono – “The Tea Party”

VIDEO: Oh No Ono – “Swim”