Sofisticación y frescura era la ecuación básica en el sonido de los primeros discos de Phoenix, pero en Wolfgang Amadeus Phoenix superan sus propios parámetros y se desprenden, minuciosamente, de las etiquetas. Razones sobran para decir que este álbum es lo mejor que se le ha escuchado a los franceses hasta la fecha, pero la más notable de ellas es la realineación de Phillipe Zdar, de Cassius, en la mezcla -quien ya había colaborado en el estupendo United (2000)-.

Las primeras canciones se atienen al tradicional sonido elegante de la banda e incluyen varios detalles desfachatados, como las texturas de “1901”, tan laberínticas como deleitables. La instrumental y ochentera “Love like a sunset” habría servido para dar la partida a un disco que sorprende “desde el desorden a las masas”, pero está en el medio precisando una primera y segunda parte. El resto de WAP viaja por sonidos más templados que mantienen la escritura y la pronunciación inesperada. Un gran paso para la banda que distingue la sofisticación versus el exceso de autocontrol.

MP3: Phoenix – “1901”

VIDEO: Phoenix – “Lisztomania”