The Mercury Program son rehenes de su propio estilo. Ya por algún tiempo vienen desarrollando material en formato instrumental y con un sello bien particular de loops y mantras de sonido matemático, cuyo espacio casi mayoritariamente se restringe a capas de sonido añadiéndose y extrayéndose en una intro, un desarrollo y una conclusión. La fórmula, muchas veces efectiva, se ha escuchado extensamente desde el debut The Mercury Program (Boxcar, 1999) hasta el muy logrado y recomendadísimo A Data Learn The Language (Tigerstyle, 2002).

Chez Viking marca su retorno después de varios años ausentes y su falencia esencial es la reiteración de este formato post-rock que abusa una y otra vez de los mismos recursos y no propone nada nuevo en términos evolutivos. La paleta de sonidos es extremadamente reducida -el sonido cool/pornográfico del rhodes en la usanza de las bandas de fusión en los’70 es omnipresente- lo que impide a este disco haber sido un gran registro. Las rítmicas intrincadas, melodías “pegajosas” y evidente pasión por hacer música no escasean, pero la falta de riesgo por sonar algo diferente anulan por el momento a esta interesante agrupación.

MP3: The Mercury Program – “Flourescent laces”

VIDEO: The Mercury Program – “The church of cause and effect”