Lo decía Luis Felipe Saavedra en una reciente reseña: existe en Santiago un grupo de músicos que intercambian miembros, sonidos y referencias, conformando algo que va más allá del colectivo y se acerca más al concepto de familia. Una familia un tanto atípica, que abraza la endogamia y el incesto como algo natural y cuya progenie no solo está libre de defectos sino que, además, aventajan al resto de sus pares en términos musicales. Un brazo de esta familia se cobija ahora bajo Michita Rex, un nuevo netlabel cuyas actividades se iniciaron “oficialmente” el 1 de enero de este año, con el lanzamiento de este compilado, que bien podría servir de bautizo para el ramillete de músicos/hijos que forman parte de esta familia.

Con un tema de delicado pop, son Embajadores quienes inician las celebraciones. La enigmática voz de Danae Morales contrasta con el tono seco y parco de Cristóbal Gajardo, entrelazándose ambas con melodías de ambientes oscuros y melancólicos. Con una arista más lúdica, Bongo Bongo (Jorge Cabieses y Jorge “Coco” Cabargas, ambos miembros de Tobías Alcayota) recoge la atmósfera de Embajadores, añadiendo sampleos de voces inquietantes y un cierto aire melodramático en sus letras. En esta línea de vocación gótica/industrial, destaca lo conseguido por Valentina Villarroel – con una tensa pieza donde podemos escuchar pájaros, balazos y campanas, que sorprenden tanto como asustan – y Felicia – un tema instrumental- donde el cello (perturbador y angustiante) es el principal protagonista.

La otra cara de este compilado esta dada por un conjunto de proyectos que exploran las posibilidades infinitas de la canción pop, ya sea desde una óptica más acústica o bien, desde una más maquinal. Escudero aquí entra en tierra firme con “En vacaciones”, una tonada de tono folclórico que debe tanto a Mercedes Sosa como a Violeta Parra. Lo secunda Nawito Dúo (miembro de El Banco Mundial), quien ensambla y modifica el sonido de una serie de instrumentos en una hermosa pieza de corte electro-acústico. En un formato más tradicional, Florencia Lira y Mariana Montenegro (del dúo Dënver) invitan con sus cálidas voces a disfrutar de canciones de pop tan cuidadas como solemnes. Alejados de la canción folk, Fakuta (la otra integrante de El Banco Mundial), Dadalú (Colectivo Etéreo, Iris, entre otros) y Nueva Órleans (Milton Mahan, la otra mitad de Dënver) dejan su sello en este compilado, con canciones que ayudan a entender bajo qué preceptos se está haciendo música pop con matices “sintéticos” en Chile.

Asimilando atmósferas ruidosas pero matizándolas con intervenciones festivas y un tanto tropicales, es De Janeiros (formado por el ya mencionado Milton Mahan y secundado por Pablo Muñoz, de $990) uno de los proyectos más interesantes a revisar en este compilado. Estos, al igual que Niños del Perú – con un tema de pop andino (?)- e Ivo Vidal – reformulando e interviniendo la labor del cuentacuentos – terminan por dar forma a lo que, desde su creación, define la ética y estética de esta familia: pop heterógeneo para el fin del mundo y el comienzo de otro nuevo, donde las mezclas entre primos, hermanos, tíos y demases, bien poco importan.

MP3: De Janeiros – “Montreal”

DISCO: Descarga aquí Michita Rex: Música Para El Fin Del Mundo Vol.1 (97 MB)

VIDEO: Nueva Órleans con Fakuta – “Música y discos”