El sabor de la madera distorsionada y ruidosa que propone Woods en Songs of Shame los ubica de lleno en los nebulosos y poco indagados espectros del folk leído desde la baja fidelidad, dándole a ese espíritu hippie y musgoso una sensación de provocación que evoca un sonido cercano a Fleet Foxes y reunido con la amable desprolijidad y candencia cercana a Violent Femmes y Captain Memphis.

Una fórmula borrascosa y atractiva que se explaya en temas como “To clean” o “Born to lose”, y se llena de espaciosidad campestre en el derroche de psicodelia y constancia que proponen durante diez minutos en “September with Pete”. Con todo esto, la banda liderada por Jeremy Earl entrega en Songs of Shame un disco que poco tiene de circunstancial, bien facturado desde el calor de la madera encendida y con olor a hierbas de invierno, para situarse como uno de los grandes trabajos del año.

MP3: Woods – “The number”

VIDEO: Woods – “To clean”