Si hubo una banda que se tomó el mundo en tiempo récord el 2006, fue Arctic Monkeys. A tanto llegó el fenómeno, que los empresarios de turismo inglés ya incluyeron a The Grapes Pub, el primer bar de Sheffield donde se presentó la banda, entre los imperdibles del mapa del rock británico, que incluye lugares históricos como The Cavern (bar donde tocaron por primera vez los Beatles) y el edificio de Salford Lads Club, donde los Smiths posaron para la cubierta de The Queen is Dead.

Justificada tanta exageración o no, lo cierto es que los Monkeys están lejos de amilanarse tras el éxito de su debut, Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not. Esta semana anunciaron a través de su sitio oficial la salida de su segunda placa, Favourite Worst Nightmare, el próximo 23 de abril. Este será precedido por el single ‘Brianstorm’, que estará a la venta una semana antes.

La nutrida gira que llevará a cabo en grupo en los próximos meses será la ocasión ideal para presentar los nuevos temas. Entre las fechas confirmadas, figuran los festivales Coachella y Glastonbury, dos de los más importantes del año. El cierre será a fines de mayo, en un gran festival de dos días de duración, el que se llevará a cabo en el Lancashire County Cricket Ground, de Manchester.