flyer_ai-maako_2007.jpg

Con el objetivo de instalarse como la mayor muestra de música electroacústica de la región, este sábado a las 19 horas, en la explanada de la Biblioteca de Santiago, se realizará un concierto al aire libre que dará inicio al VII Festival Internacional de Música Electroacústica de Santiago, Ai-Maako.

Entre el lunes 15 y el sábado 20 de octubre, el Centro Cultural España y distintas instituciones culturales serán sede de un nutrido calendario de conciertos, talleres, charlas y encuentros (abiertos y gratuitos) sobre electroacústica e investigación de música electrónica, más la visita de los destacados compositores y académicos Trevor Wishart (Reino Unido), Åke Parmerud (Suecia) y João Pedro Oliveira (Portugal).

Durante el festival se presentarán más de 80 obras seleccionadas de distintos compositores tanto chilenos como internacionales, dentro de las que destacan obras acusmáticas como Corps Et Ame de Francis Dhomont, Paroles sur lévres de Leo Kupper o Cantos Lejanos del argentino Raúl Minsburg y, en el ámbito mixto, Rituel Violet del brasileño Jorge Antunes (interpretada por el saxofonista cubano Miguel Villafruela), La Basílica Fantasma para guitarra y electrónica, de Arturo Parra (Colombia) y Stéphane Roy (Canadá), y Jupiter de Philippe Manoury, sólo por nombrar algunas piezas.

Además de los conciertos y actividades señaladas, este año se suma a la oferta cultural una serie de charlas y conferencias que involucran tanto la música como los avances en tecnología que van desde Procesamiento de audio en tiempo real en la obra Jupiter de Philippe Manoury, de Rodrigo Cadiz y Patricio de la Cuadra hasta Pueblo Nuevo y los netlabels como plataforma para la difusión musical , de Mika Martini. El corolario será una mesa redonda en torno a la obra de Juan Amenábar, dictada por Rolando Cori y Federico Schumacher.

Más información de programación y dirección de instituciones puedes encontrar acá.

Como antecedente, pueden revisar el completo artículo que realizó Luis Felipe Saavedra para Super 45 en noviembre del 2006, La música electroacústica chilena se reconecta.