Una de las bandas más emblemáticas del indie rock santiaguino de la década pasada vuelve -tras seis años de ausencia- con una serie de singles que antecederán a un nuevo disco anunciado para el 2014.

Quienes fueron asiduos a la escena independiente de aquellos años, recordaran  a Gameover (pronúnciese tal cual) por su rock melódico, sus emprendimientos con el sello Gatomo y su muy característico grupo de seguidores, los niños de colores, que se anticiparon varios años a las tribus urbanas.

El ahora trío formado por JP Sepúlveda, Martín Perez –Cueto y Nico Aguirre grabó “Amos del Trapecio” durante agosto pasado.