El 26 de mayo pasado se llevó a cabo la presentación del netlabel Glued en el marco del ciclo de presentaciones de Noa Noa 2, y ya tenemos disponibles para ustedes la documentación completa de lo que se vivió esa noche.

Les estamos hablando de una reseña, fotos en la web oficial, el audio completo (1 hora 20 minutos a 320 kbps) y 2 videos: uno con la entrevista a los protagonistas de ese día, Gracq y Of., y otro con el show íntegro. Si te lo perdiste, es la oportunidad para disfrutar como si hubieses estado en primera fila.

A continuación, la reseña de nuestro colaborador, Gabriel Pinto:

Curiosa situación se vivió en la tercera jornada del ciclo Noa Noa 2.0: mientras que arriba del escenario el colectivo Glued se despachaba un encendido set de electro bailable, el pasivo público asistente se dedicó a conversar, comer pizza e ignorar constantemente lo que allí sucedía. Y aunque esta absoluta indiferencia no afectó en nada la presentación de Graqc y Of., lo cierto es que las condiciones para que la asistencia se fuera de madre y se dedicara a bailar durante la sesión, estaban… pero no se aprovecharon.

Pulsos acelerados, bombos envolventes, bajos retumbantes e inquietantes imágenes como telón de fondo, fueron las armas que Caffeine Boy (visuales), Of. (moog, secuencias y efectos) y Graqc (sintetizador modular, secuencias) usaron para provocar al baile. Ahí donde se asomaban imágenes segmentadas y repetidas ad infinitum, cada secuencia y sonido fue entrecortado, rearmado y programado para enfilar como un puño directo hacia el cuerpo, incitándolo a moverse, a romper la inercia. Sacándole el máximo provecho a los recursos con los que contaban, el set de Glued destacó por darle una dimensión extra a la música de baile, aunando hip-hop, house, brakcore, sampledelia e incluso, algo de punk: a sus espaldas, millones de símbolos perdían su significado y se sobreponían sobre imágenes bizarras, rotas, trastocadas, coordinadas por el (im)pulso propio de la música.

Empalmando tema tras tema, Glued –que acá actuaron como un solo “cuerpo”, destacando el colectivo por sobre el individuo– demostró en un set complejo y dinámico, con mucha actitud, alto volumen y varios beats por minuto, que la cara menos cándida (y bailable) de la electrónica es tan rupturista e impetuosa como esos jóvenes que hace algún tiempo vestían chaqueta de cuero, pelos parados y alfileres de gancho.