Como lo confirma Pitchfork, Jim O’Rourke deja a la legendaria agrupación para dedicarse a su gran pasión: La dirección cinematográfica(!).

Así es. No solo directores de video clips y escritores quieren dedicarse al séptimo arte. Ahora les toca el turno a los músicos. La gran pregunta es, ¿lo hará bien?. Sólo el dios del celuloide lo puede saber.

Y la segunda gran pregunta. ¿Qué pasará con Sonic Youth? Es claro que tendrán un cambio de giro. El mismo Lee Ranaldo confiesa que con O’Rourke en la banda, se sentían con mayor libertad y con más posibilidades musicales, pero ¿es esto positivo?. Ahora es el turno de ustedes. Different is not always better.