El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Claudio Mate, denunció que “los dueños de las fiestas electrónicas venden el agua a 8 pesos ($1500 chilenos aprox), limitando un derecho básico del que puede depender uno de esos chicos que se están deshidratando???.

Publicado por el diario Hoy (la realidad tal cual es!)

Claudio Mate declaró a una radio de la costa que en todo el mundo, donde se realiza este tipo de fiestas, se exige “una ventilación y aclimatación específica que estos empresarios no cumplen en la Argentina???.

El ministro indicó que este tipo de reuniones no cumple con tres reglas básicas desde el punto de vista de la salud: “primero, libre acceso al agua potable, garantizada y gratis; segundo: acceso a personal médico a los recitales, y tercero: que el lugar esté debidamente climatizado durante toda la duración de la fiesta???.

Respecto a las expresiones de Beatriz Arza, titular de la Defensoría del Pueblo, quien sostuvo que aquellos que quieren prohibir atacan a los derechos humanos, el ministro respondió que “el día que se hizo la fiesta yo dispuse que dos ambulancias estén preventivamente en el lugar. Allí no se le permitió el acceso al personal de Salud, y una médica del Estado fue detenida por los defensores de los derechos humanos, los patovicas, que estaban en la puerta cuando necesitó ir al baño???.

Más sobre Claudio Mate: Estrategias contra la droga