Big Star es otra de esas bandas que, tristemente, lograron el reconocimiento mucho después de su intermitente existencia durante los 70s. Citados como influencia por R.E.M, The Replacements, Belle & Sebastian, Elliot Smith y Flaming Lips ,entre muchos otros, el cuarteto de Memphis ha logrado llegar al estatus de leyenda pop, con sus tres álbums siendo masivamente aclamados por las críticas y con el grupo puesto a la altura de los Beatles y los Rolling Stones.

El documental estrenado el pasado miércoles Nothing can hurt me ahonda profundamente en el pasado de Big Star, con material filmográfico nunca antes visto, fotos, entrevistas y música. Dirigido por Drew DeNicola y Olivia Mori, esta pieza de larga duración nos cuenta en detalle todo sobre la agrupación, desde sus inicios hasta el legado que nos dejó, pasando por las múltiples influencias e intentos por explicar lo inexplicable: cómo es que la música de Big Star -catalogada dentro de la mejor del mundo- nunca llegó al éxito comercial.

Mira el trailer de esta película/documental/tributo/oda/carta de amor a continuación: