La productora de Raul Belloni (sí, el otrora manager de las estrellas de tv) acaba de anunciar la suspensión del show que Elvis Costello iba a dar en Santiago el 21 de octubre. La razón esbozada, según el diario La Segunda, es la baja venta de entradas.

Quizás para muchos que no lo conocen -o apenas por algún video que vieron por ahí-, el nombre de Elvis Costello les haga respingar la nariz. Pero para quienes nos hemos interiorizado de su extensa carrera (el primer disco lo publicó en 1977), Costello es uno de los grandes músicos de nuestro tiempo solo comparable a vacas sagradas como Dylan o Reed. Desde sus tiempos new wave a sus trabajos junto a Burt Bacharach y Bill Frisell a fines de los 90s, el trabajo de Costello ha sido tan extenso como ecléctico.

Para quienes busquen conocer algo de Costello, les recomiendo empezar por sus dos primeros discos: My aim is true (1977) y This year’s model (1978). Y si les agrada el verdadero sonido new wave, sigan con los primeros álbumes de Joe Jackson, Graham Parker y Nick Lowe, tipos geniales pero que no escupían de manera efectista a la reina ni al partido conservador y que quizás por eso hoy no sean reivindicados como deben.