“The body” es una de las mejores canciones de Belong (Slumberland, 2011), el más reciente trabajo discográfico de The Pains of Being Pure at Heart, cuarteto que defiende el pop ruidoso en cada nuevo movimiento.

Los eternos shoegazers de Brooklyn escogieron a la infancia como principal atractivo de su nueva apuesta audiovisual, que pueden ver a continuación.